Más de 330 detenidos en 38 países en operación contra el mercado de pornografía infantil más grande del mundo

Facebooktwitterredditlinkedinmail

El desmantelamiento de una de las mayores redes de venta de pedófila por internet, que llevó a la detención de 337 sospechosos en 38 países fue anunciado esta semana por las autoridades internacionales.

Las detenciones tuvieron lugar tras el desarme de una página en la «dark web» –una parte de internet fuertemente encriptada y casi imposible de regular— que «monetizaba el abuso sexual de los niños», anunció la agencia británica de lucha contra el crimen (NCA) en un comunicado.

«La web, gestionada desde Corea del Sur, contenía más de 250.000 videos. Los usuarios habían realizado más de un millón de descargas» que pagaban mediante bitcoin.

Autoridades de Estados Unidos, Gran Bretaña, Corea del Sur y otros países informaron que rescataron al menos a 23 menores víctimas de explotación sexual que a menudo eran grabadas en video por abusadores que luego vendían los videos en el sitio «Welcome to Video» en la «dark web», que ahora ha sido clausurado.

Desde junio de 2015, cuando se puso en marcha «Welcome to Video», hasta marzo de 2018, el sitio recibió al menos 420 bitcoin –unos US$ 370.000 al momento de los pagos— en al menos 7.300 transacciones, señala el Departamento de Justicia de Estados Unidos en una acusación.

El servidor fue confiscado por la policía estadounidense, británica y surcoreana el 5 de marzo de 2018 y el operador, Son Jong Woo, de 23 años, fue arrestado y encarcelado en Corea del Sur.

Desde entonces, cientos de usuarios de 12 países han sido localizados y detenidos.

Las autoridades estadounidenses revelaron una acusación contra Son Jong Woo y anunciaron la incautación de cuentas en moneda virtual de 24 personas en cinco países que había sido «utilizadas para financiar el sitio web y promover la explotación de los niños».

Caso de británico destapó el escándalo

La colaboración entre las agencias oficiales de diferentes países comenzó a raíz de la investigación británica contra un científico de ese país por delitos sexuales contra menores, según la NCA de Inglaterra.

Matthew Falder fue sentenciado en 2017 a 25 años de cárcel tras aceptar 137 acusaciones de abuso on línea, incluyendo el estímulo a la violación infantil.

«El sitio web monetizó el abuso sexual de niños y fue uno de los primeros en ofrecer videos asquerosos a la venta utilizando la criptomoneda bitcoin», dijo la NCA en una declaración.

Agregó que siete hombres ya han sido condenados en Gran Bretaña desde que el primer sospechoso fue arrestado en 2017.

Un hombre «fue sentenciado a 22 años por violar a un niño de cinco años y aparecer en Welcome To Video abusando sexualmente de una niña de tres años».

Rastreo de cuentas en bitcoin

En Washington, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que el sitio manejaba «el mayor mercado de explotación sexual infantil por el volumen del contenido» cuando fue retirado.

Las autoridades estadounidenses han investigado a 92 personas en el caso. Muchos de los detenidos han sido acusados y condenados.

«Esta fue una de las primeras veces que las fuerzas del orden detectaron el uso de criptomoneda en el tráfico de pornografía infantil», dijo la fiscal estadounidense Jessie Liu.

«El sitio alojaba más de un cuarto de millón de videos y los usuarios descargaban más de un millón de archivos», agregó.

Don Fort, de la agencia de rentas (IRS) de Estados Unidos, que participó en la investigación, dijo que demostró que los delincuentes pueden ser rastreados en la «dark web» y no pueden ocultar sus identidades detrás de las cuentas en criptomendas.

«Fuiste a la dark web pensando que tus actos eran anónimos pero no lo eran y te encontramos», dijo en una conferencia de prensa en Washington.

Se trata de una investigación global en la que participaron numerosas agencias. Entre los 38 países concernidos figuran el Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos, Corea del Sur, Alemania, España, Brasil y Arabia Saudita.