FinCEN toma más medidas para descubrir los beneficiarios finales (y dinero sucio) detrás de propiedades de lujo en varias ciudades de EE.UU.

Facebooktwitterredditlinkedinmail

La Red de Control de Crímenes Financieros (FinCEN) de EE.UU. publicó esta semana Órdenes de Orientación Geográfica (GTOs) que requieren que las aseguradoras de títulos de Estados Unidos identifiquen a las personas físicas detrás de las compañías que se usan para comprar bienes raíces residenciales de alta calidad en siete áreas metropolitana incluyendo Florida, Nueva York, California y Texas.

Después de la reciente promulgación de la ley Countering America’s Adversaries through Sanctions Act (ley contra los adversarios de Estados Unidos por medio de sanciones), FinCEN está revisando las GTO para capturar una mayor cantidad de transacciones e incluir transacciones que impliquen transferencias electrónicas. FinCEN también amplió el GTOs para incluir las transacciones realizadas en la ciudad y el condado de Honolulu, Hawaii.

Además, FinCEN publicó esta semana un comunicado para proporcionar a las instituciones financieras y al sector inmobiliario información sobre los riesgos de lavado de dinero asociados con las transacciones inmobiliarias, incluidas aquellas que involucran propiedades de lujo compradas a través de compañías fantasmas, particularmente cuando se realizan por fuera del sistema tradicional de financiación. Estas transacciones son vulnerables a los abusos cometidos por delincuentes que intentan lavar fondos producto de actividades ilegales y enmascarar su identidad. La guía provee información sobre cómo detectar y reportar estas transacciones a FinCEN.

«A través de esta guía y otros compromisos con el sector privado, FinCEN, la industria y las agencias de ley estarán mejor posicionados para proteger a los mercados inmobiliarios de servir como vehículo para lavar fondos ilícitos», dijo el Director Interino de FinCEN, Jamal El-Hindi. «FinCEN también agradece al Congreso por la modificación de la autoridad de Orden de Orientación Geográfica, cuyo primer uso permitirá a FinCEN recolectar más información para combatir el posible uso indebido de las compañías fantasmas para comprar bienes inmuebles de lujo».

En enero de 2016, FinCEN emitió GTOs para exigir a las compañías de pólizas de seguros de título de EE.UU. informar sobre el dueño beneficiario de las entidades jurídicas—incluidas las compañías fantasmas— utilizadas para comprar algunas propiedades de lujo en Manhattan y Miami, especialmente residencias de alta gama compradas a través de compañías fantasmas donde no hay un préstamo bancario y son operaciones realizadas al menos en parte mediante un cheque de caja o un instrumento similar. En julio de 2016 y febrero de 2017, FinCEN reeditó el GTO original y extendió la cobertura a todos los condados de la ciudad de Nueva York, dos condados adicionales en el área metropolitana de Miami, cinco condados en California (incluyendo Los Ángeles, San Francisco y San Diego) El condado de Texas que incluye San Antonio.

Dentro de este estrecho margen de transacciones inmobiliarias cubiertas por las GTO, los datos de FinCEN indican que aproximadamente el 30% de las transacciones reportadas involucraban a un beneficiario final o representante de comprador que también había sido objeto de un previo reporte de operación sospechosa (ROS). Esto corrobora las preocupaciones de FinCEN acerca de este pequeño segmento del mercado en donde se utilizan compañías fantasmas para comprar bienes raíces de lujo en transacciones «en efectivo». Además, las agencias de ley indican que los informes han ayudado a avanzar las investigaciones criminales. Los GTO ampliados ayudarán aún más a las fuerzas del orden público ya a los futuros esfuerzos de FinCEN para evaluar y combatir los riesgos de lavado de dinero asociados con las compras de bienes raíces residenciales de lujo.