Filial en EE.UU. de una firma española de medios se declara culpable de corrupción en el marco FIFA Gate

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Imagina US, filial en Estados Unidos de española Grupo MediaPro, se declaró culpable del pago de sobornos a funcionarios de asociaciones de futbol del Caribe y Centroamerica para obtener los derechos de partidos clasificatorios a los mundiales de 2018 y 2022, por lo que deberá pagar US$24 millones.

Esta semana, en una corte federal en Brooklyn, Imagina US aceptó dos cargos de conspiración de fraude electrónico en relación con la participación de dos de sus principales ejecutivos en esquemas para pagar más de US$ 6,5 millones en sobornos a altos funcionarios de la Caribbean Football Union (CFU) y cuatro federaciones nacionales de fútbol centroamericanas para asegurar los derechos de medios y marketing a los partidos clasificatorios para la Copa Mundial de esas federaciones.

Imagina US, anteriormente conocida como MediaWorld, es una corporación privada de Florida dedicada a los negocios de creación de contenido multimedia y producción audiovisual, y también tiene una unidad dedicada a comprar y vender los derechos de comercialización de eventos deportivos, principalmente partidos de fútbol. Imagina US es propiedad mayoritaria de Imagina Media, una empresa privada con sede en Barcelona. También esta semana, Imagina Media, también conocida como MediaPro, llegó a un acuerdo sin enjuiciamiento con el gobierno en relación con la participación de uno de sus tres CEOs en esta conducta delictiva.

De conformidad con un acuerdo, Imagina US debe renunciar a aproximadamente US$5,3 millones producto de las actividades delictivas de estos esquemas. Imagina US también deberá pagar US$3 millones en restitución a la CFU, US$ 1,7 millones a la federación hondureña de fútbol, US$790.000 a la federación guatemalteca de fútbol, US$600.000 a la Federación de Fútbol de Costa Rica, y US$565.000 a la Federación Salvadoreña de Fútbol. Imagina US fue condenada además a pagar una multa de US$13 millones, que Imagina Media acordó pagar en nombre de Imagina US

De acuerdo con la información y datos presentados durante los procedimientos judiciales en este caso y en casos relacionados, los altos ejecutivos de Imagina US e Imagina Media que sobornaron a funcionarios de fútbol en la región de la Confederación de Fútbol de la Asociación del Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF) –a cambio de los medios y derechos de comercialización para los partidos de clasificación de la Copa del Mundo, a menudo usaban facturas y contratos falsos para disfrazar la verdadera naturaleza de los pagos de sobornos y, por la misma razón, a menudo transmitían los sobornos a través de cuentas bancarias en poder de intermediarios en terceros países.

Con respecto al esquema de sobornos relacionado con los derechos de CFU en la Copa Mundial, uno de los tres CEOs de Imagina Media (identificado como cómplice 1 en los documentos de la corte) acordó que Imagina Media pagaría la mitad de un soborno de US$3 millones que el entonces socio de Imagina US, la empresa de marketing deportivo con sede en Miami Traffic USA, había acordado previamente pagarle a Jeffrey Webb, un alto funcionario de la CFU y presidente de CONCACAF. El soborno de US$3 millones fue a cambio de un contrato que le otorga a Traffic USA los derechos para los partidos clasificatorios de la Copa Mundial de los miembros de la CFU para los ciclos de clasificación de 2018 y 2022.

El cómplice 1 y el CEO de Imagina US, Roger Huguet, hicieron un pago de US$500.000 haciendo que un intermediario enviara una factura falsa de una compañía fantasma panameña a la filial portuguesa de Imagina Media, Medialuso. El cómplice 1 luego ordenó a altos ejecutivos de Imagina Media y Medialuso, que ambos le reportaban, que realizaran el pago.

Muchos de los ejecutivos y oficiales de fútbol que pagaron o recibieron los sobornos descritos en la acusación, y sus intermediarios, ya se han declarado culpables de participar en estos esquemas de soborno, incluidos Roger Huguet, Fabio Tordin, Miguel Trujillo, Jeffrey Webb, Costas Takkas, Alfredo Hawit, Rafael Callejas, Brayan Jiménez, Héctor Trujillo y Eduardo Li. Reynaldo Vásquez, de la federación salvadoreña de fútbol, ha sido acusado de recibir sobornos como parte de este esquema, pero aún no ha comparecido ante la Corte. Traffic USA también se declaró culpable.

El fracaso inicial de Imagina Media para llevar a cabo una investigación interna

El 27 de mayo de 2015, se presentó la primera acusación formal en el Distrito Este de Nueva York con el subtítulo United States v. Jeffrey Webb. Se acusaba a Webb y otros de participar en el plan de sobornos en torno a la clasificación de la Copa Mundial para la CFU y también se alegaba que cómplices adicionales y anónimos participaron en el plan. Según el non-prosecution agreement –acuerdo de enjuiciamiento diferido—, días después de que se revelara la primera acusación, la alta gerencia de Imagina Media supo que estos cómplices anónimos adicionales eran cómplice 1 y Huguet, y que Imagina Media había sido identificada anónimamente como “Sports Marketing Company C”. El cómplice 1 negó a otros miembros de la alta gerencia de Imagina Media haber participado en un plan para pagar sobornos a Webb o a cualquier otra persona.

Meses después de que se diera a conocer esta acusación, la gerencia de Imagina Media no realizó una investigación interna ni realizó ninguna investigación seria para determinar si alguna de las acusaciones en relación con el cómplice 1 o Huguet era verdadera. En julio de 2015, Imagina Media emitió un comunicado de prensa, en inglés y en español, en el que negaba que hubiera evidencia de que era la “Sports Marketing Company C” mencionada en la acusación, aunque sabía que de hecho era Sports Marketing Company C. En el mismo comunicado de prensa, Imagina Media negó haber pagado algún soborno.

En diciembre de 2015, inmediatamente después de una acusación formal y se dieran a conocer las admisiones de culpabilidad de Huguet y el ejecutivo estadounidense de Imagina, Fabio Tordin, Imagina Media suspendió y luego terminó la relación con el cómplice 1, Huguet y Tordin, y se contrató a un abogado para llevar a cabo una investigación interna.

En consideración de esta aceptación de responsabilidad, las acciones correctivas de Imagina Media hasta la fecha, se encuentra la terminación de la relación con el cómplice 1, Roger Huguet y Fabio Tordin, y la contratación de un nuevo CEO, director financiero y asesor general, entre otros. Se compromete entre otras cosas: (a) aceptar y reconocer la responsabilidad de su conducta; (b) continuar su cooperación; (c) implementar controles internos mejorados y un riguroso programa de cumplimiento corporativo que incluye políticas y procedimientos en Imagina US, Imagina Media y otras filiales y afiliadas de Imagina Media diseñadas para detectar y evitar violaciones de todas las leyes federales, estatales y extranjeras contra la corrupción.

Si Imagina Media viola el acuerdo de no enjuiciamiento, está sujeto a un proceso penal completo.