Cinco países forman una nueva Alianza Conjunta (J5) para combatir la evasión fiscal y Crímenes Tributarios Criptográficos

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

El Servicio de Aduanas e Ingresos del Reino Unido anunció esta semana una alianza sobre el cumplimiento de las leyes fiscales entre el Reino Unido, Canadá, los Países Bajos, Estados Unidos y Australia con el objetivo de combatir mejor los delitos fiscales internacionales y el lavado de dinero.

Con un sorprendente crecimiento en criptomonedas a fines de 2017, muchos gobiernos de todo el mundo han comenzado a cuestionar a los consumidores que no han reportado todos sus espacios y valores criptográfico y, más importante aún, no hay denunciado delitos criptográficoss, que incluyen actividades como lavado de dinero, actividades ilegales y más.

Un anuncio hecho el 3 de julio de 2018 muestra que cinco países se han unido a lo que se denomina Joint Chiefs and Global Tax Enforcement (J5)–Jefes Conjuntos y Aplicación Tributaria Global— como un intento de profundizar en los inversionistas en el mundo critpográfico y la falta de información de éstos de las ganancias obtenidas.

Los miembros incluyen a los jefes de los delitos fiscales y altos funcionarios de la Comisión Australiana de Inteligencia Criminal (ACAC) y la Oficina de Impuestos de Australia (ATO), la Agencia Tributaria de Canadá (CRA), el Servicio de Información e Investigación Fiscal de Holanda (FIOD), El Servicio de Aduanas e Ingresos del Reino Unido (HMRC), e Investigación Criminal del Servicio de Rentas Internas (IRS-CI) de EE.UU. El grupo se basará en la cooperación internacional existente mediante el intercambio de inteligencia y experiencia, y cooperará en operaciones conjuntas para investigar a personas que facilitan los delitos fiscales.

En su primera reunión, el J5 trajo expertos líderes en impuestos y otros delitos financieros de cada uno de los cinco países miembros para desarrollar planes tácticos e identificar oportunidades para perseguir a los cibercriminales y los habilitadores de los delitos fiscales internacionales.

Según HMRC, la nueva alianza ayudará a construir sobre el trabajo y los esfuerzos que han obtenido más de £ 2.800 millones de evasores de impuestos offshore desde 2010. El J5 se formó en respuesta a un llamado a la acción por parte de la OCDE para que los países hagan más para abordar los facilitadores de los delitos fiscales. Los cinco países tienen amenazas similares: grupos delictivos organizados y evasores fiscales ricos en el extranjero que cuentan con los recursos necesarios y tienen acceso a habilitadores profesionales para ocultar los ingresos y los activos utilizando el sistema financiero mundial.