El GAFI frente a los desafíos y oportunidades de la innovación financiera, evolución tecnológica, identidad digital y activos virtuales en la lucha contra el lavado de dinero

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

El presidente del GAFI, Xiangmin Liu, habló recientemente sobre los desafíos y oportunidades de las innovaciones financieras en la lucha contra el lavado de dinero en la Queen Mary University of London.

En su presentación elaboró sobre tres puntos:

Primero, la evolución de la tecnología en los servicios financieros y las oportunidades y desafíos que presentan, donde habló sobre algunos de esos desafíos y oportunidades relacionados con el lavado de dinero y los riesgos de financiamiento del terrorismo.

En segundo lugar, habló sobre el trabajo del GAFI para mitigar los nuevos riesgos, pero también para aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología. Señaló que para el GAFI, promover la innovación financiera responsable significa dos cosas:

1– asegurar que sectores nuevos y emergentes puedan desarrollarse de manera responsable, con salvaguardas adecuadas incorporadas para que no sean explotados por delincuentes, y

2– asegurar que los estándares del GAFI se mantengan actualizados para permitir que todos aquellos que luchan contra el LD y el FT aprovechen al máximo las oportunidades que ofrece la nueva tecnología.

Utilizó los ejemplos del trabajo del GAFI sobre activos virtuales e identificación digital para demostrar estos puntos.

Por último, habló sobre la necesidad de centrarse en una implementación efectiva. El GAFI busca que las autoridades tengan las herramientas y la experiencia para evaluar las nuevas tecnologías en los servicios financieros y promover la innovación responsable. Señaló que bajo su presidencia, el GAFI celebrará foros para compartir experiencias entre supervisores sobre buenas prácticas a este respecto.

Amenazas y oportunidades presentadas por la nueva tecnología

El presidente Liu señaló que la tecnología tiene un enorme potencial para mejorar la oferta y suministro de servicios financieros y fortalecer los esfuerzos para combatir las amenazas de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. La aceptación de teléfonos inteligentes y la casi ubicuidad de Internet significa que más personas tienen acceso a servicios financieros en línea.

Una de las consecuencias más importantes es el aumento de la inclusión financiera digital, que tiene implicaciones importantes para el crecimiento y el desarrollo económico. A medida que más personas usan estos servicios y entran en los mercados financieros formales, se busca fortalecer los esfuerzos ALD / CFT. Los activos virtuales y la tecnología de cadena de bloques (blockchain) pueden facilitar transferencias electrónicas más baratas y rápidas, y una variedad de actores están invirtiendo en esta tecnología.

El rápido ritmo de innovación en identidad digital ha alcanzado un punto de inflexión. Estos productos están llegando a un punto en el que las soluciones de identificación digital confiables están disponibles comercialmente a escala. El uso de la tecnología de teléfonos inteligentes ofrece enormes oportunidades para que los proveedores de identificación digital y las instituciones financieras autentiquen a sus clientes. Otras tecnologías, como la tecnología biométrica más confiable y de menor costo (incluidas las huellas digitales y la biometría del comportamiento), la inteligencia artificial / aprendizaje automático (por ejemplo, para determinar la validez de un documento de identidad emitido por el gobierno) y la tecnología de contabilidad distribuida también son herramientas importantes que se están utilizando más ampliamente. Las soluciones de identificación digital confiables tienen el potencial de mejorar la confiabilidad, la seguridad, la privacidad, la conveniencia y la eficiencia de identificar a las personas en el sector financiero, en beneficio de los clientes y las entidades reguladas.

En un mundo digital, también se debe usar la tecnología para ayudar a identificar mejor la actividad ilegal. Si bien hay muchos más datos para examinar, las herramientas como el aprendizaje automático y la detección más inteligente (smarter screening) pueden ayudar tanto a las instituciones financieras como a las autoridades gubernamentales a ser más efectivos en sus esfuerzos ALD / CFT. En relación con las medidas preventivas, señala el presidente Liu que se están viendo herramientas de detección más rápidas y mejores procesos de conocimiento del cliente a través del intercambio de información y hashing.

Entre las amenazas señaló que se está viendo que la era digital y las nuevas tecnologías presentan grandes desafíos: hay un aumento significativo en el crimen cibernético, particularmente en el área de fraude. La dark web o red oscura, bots, phishing, ransomware. Agregó Liu que se ha desarrollado un vocabulario completamente nuevo para describir estas actividades que casi no existía hace diez años. Los delincuentes, los terroristas y aquellos que buscan financiar actividades ilegales se apresuran a maximizar el uso de estos nuevos medios para cometer delitos o cambiar la forma en la que tradicionalmente cometieron sus actividades delictivas.

Señaló Liu que la policía de España descubrió esto en 2016, cuando desmanteló un grupo de delincuencia organizada especializado en delitos contra la propiedad intelectual. El grupo criminal lavó fondos invirtiendo sus ganancias ilícitas en tecnología para extraer Bitcoin. El grupo compró 140 computadoras en 6 centros de minería de Bitcoin para hacer esto. Una vez que los Bitcoins fueron extraídos, fueron almacenados en una billetera y retenidos por la organización. Las fuerzas del orden españolas estiman que los sistemas informáticos de la organización pudieron producir un Bitcoin por día. Durante la operación policial, se incautaron alrededor de 78 bitcoins por un valor de aproximadamente US$500.000. Los bitcoins se encontraban entre otros productos tradicionales, como automóviles de lujo, motos, un avión pequeño, efectivo, etc. Esto refleja cómo las nuevas tecnologías ahora son parte del kit de herramientas del criminal para lavar dinero.

La tecnología permite más transacciones, entre muchas más personas, a veces de forma más anónima. Se ha visto la aparición de nuevos espacios no regulados como activos virtuales. El GAFI reconoce los importantes beneficios que la innovación financiera, como blockchain, puede brindar al sistema financiero y a la economía en general: tienen el potencial de hacer que ciertos servicios financieros sean más baratos y rápidos, y de hacerlos más accesibles para las personas.

Sin embargo, los activos virtuales plantean serios riesgos de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo que los delincuentes y terroristas pueden explotar, y que ya están explotando. Señala Liu que se han visto casos de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo utilizando activos virtuales, así como intentos de usar activos virtuales para evadir las sanciones de la ONU; quien agrega que el GAFI está monitoreando de cerca los riesgos en este espacio, con informes regulares sobre el riesgo, así como las medidas de mitigación tomadas por los países para contrarrestar la actividad financiera sospechosa o ilegal facilitada por los activos virtuales. Para el GAFI el surgimiento y uso de activos virtuales por parte de delincuentes y terroristas se coloca en las prioridades de la agenda. El GAFI ha estado informando regularmente al G20 sobre los desarrollos en esta área.

El anonimato que brindan los activos virtuales está siendo explotado por grandes organizaciones delictivas. Se han utilizado para pagar a miembros de grupos del crimen organizado en Rusia involucrados en el tráfico de drogas y en esquemas complejos de lavado de dinero, como las autoridades estadounidenses descubrieron en el caso de BTC-e, a través del cual se movieron más de US$ 4.000 millones. Señala Liu que es probable que esta actividad continúe creciendo rápidamente y que las agencias de aplicación de la ley solo vean una pequeña porción de las mismas.

El gran volumen y el ritmo de las transacciones es en sí mismo un desafío. Señaló en su presentación que desde el GAFI se ha hablado que identificar actividades sospechosas es como encontrar una aguja en un pajar; agrega que ahora ese pajar se hace cada vez más grande y se mueve todo el tiempo. Esto hace que el trabajo sea aún más desafiante a menos que se pueda aprovechar mejor la tecnología para que trabaje para uno.

Se ha experimentado un aumento en el número de proveedores de servicios financieros y los tipos de productos financieros desarrollados. El GAFI señala que está viendo servicios financieros prestados por grandes bancos, pero también pequeñas empresas recientemente creadas. La capacidad de proporcionar servicios financieros en línea permite que una gama más amplia de actores ingrese al mercado. Si bien esto debe fomentarse, el desafío es garantizar que los controles apropiados establecidos estén en línea con los riesgos identificados.

El trabajo del GAFI es mitigar los riesgos y aprovechar las oportunidades

El presidente Liu señaló lo que el GAFI está haciendo para mitigar algunos de los riesgos y aprovechar las oportunidades presentadas por la era digital. El GAFI está promocionando la innovación financiera de dos maneras:

Primero, asegurándose de que nuevos sectores y herramientas puedan desarrollarse de manera responsable, con salvaguardas adecuadas incorporadas para que no sean explotados por los delincuentes.

En segundo lugar, garantizar que los estándares del GAFI se mantengan actualizados para permitir que todos aquellos que luchan contra el LD y el FT aprovechen al máximo las oportunidades que ofrece la nueva tecnología.

Activos virtuales

En junio de este año, el GAFI finalizó la adopción de un conjunto de medidas para evitar el uso indebido de activos virtuales para el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Liu subrayó que el GAFI buscó lograr el equilibrio adecuado entre apoyar la innovación tecnológica y gestionar cualquier riesgo de LA / FT que surja. El diálogo y la cooperación entre el GAFI y el sector de activos virtuales ha sido intenso y continuo, y comenzó con el Foro FinTech / RegTech del GAFI lanzado en 2017.

El GAFI buscó evitar cualquier consecuencia no deseada de las medidas ALD / CFT que pudieran prevenir o perjudicar los desarrollos tecnológicos y la innovación. Además, los requisitos finales tienen la intención de tener suficiente flexibilidad para que los países y las entidades relevantes puedan aplicarlos a las tecnologías existentes, así como a las tecnologías en evolución y emergentes sin requerir revisiones adicionales. También se aplican independientemente de la plataforma tecnológica involucrada.

Con la adopción de los estándares finalizados en junio de 2019, las actividades de activos virtuales y los proveedores de servicios de activos virtuales ahora están sujetos a los requisitos del GAFI. Como tal, deberán cumplir con una serie de obligaciones, como otras entidades financieras y entidades no financieras. Los estándares del GAFI se centran en el papel de los intermediarios—proveedores de servicios de activos virtuales— como guardianes de las transacciones de activos virtuales, equivalentes a las instituciones financieras en el sector financiero tradicional.

El principio básico es que los proveedores de servicios de activos virtuales deben estar regulados, contar con licencias o estar registrados, y supervisados o monitoreados para fines ALD / CFT. También deben implementar medidas preventivas, incluida la realización de la debida diligencia sobre sus clientes, deben mantener registros, monitorear sus actividades, así como deben identificar y notificar actividades sospechosas a la unidad de inteligencia financiera. También deben estar sujetos a una serie de sanciones en caso de incumplimiento de sus obligaciones.

Esto significa que las autoridades nacionales ahora tendrán que desarrollar el marco institucional, legal, regulatorio y de supervisión apropiado para garantizar que los requisitos del GAFI puedan implementarse completamente a nivel nacional. En línea con el enfoque general del GAFI, las autoridades nacionales también tendrán que evaluar los riesgos de LA y FT asociados con su industria de proveedores de servicios de activos virtuales y activos virtuales, y diseñar medidas acordes para mitigarlos.

Este será un gran desafío ya que las actividades y los proveedores de activos virtuales aún no están regulados en la mayoría de las jurisdicciones, y la cultura de cumplimiento del sector de proveedores de servicios de activos virtuales aún es incipiente o inexistente. El GAFI publicó recientemente una guía para ayudar a las autoridades nacionales y a los proveedores de servicios de activos virtuales a comprender mejor los requisitos ALD / CFT que aplican.

El GAFI exhorta a las autoridades nacionales, incluidos los supervisores, a entablar un diálogo con sus proveedores de servicios de activos virtuales “nacionales”, con el fin de desarrollar una comprensión más profunda de sus modelos y operaciones comerciales relevantes, su posible exposición a riesgos de LA / FT, así como sus riesgos de LA / FT asociados. El propio GAFI ha iniciado un diálogo con el sector privado antes de la adaptación de sus normas, y continuará este diálogo para monitorear la implementación de los requisitos y la definición de soluciones técnicas en particular con respecto a las transferencias de activos virtuales, y evaluar el impacto en el desarrollo del sector y de las actividades relacionadas con éstos.

Finalmente, en lo que respecta a los activos virtuales, es importante tener en cuenta que algunos países han optado por prohibir los activos virtuales y las actividades y proveedores relacionados. En ese caso, los países también tendrán que aplicar medidas de mitigación, que incluirían la identificación de proveedores de servicios de activos virtuales u otras entidades obligadas que pueden participar en actividades de activos virtuales, que operan ilegalmente en la jurisdicción y la aplicación de sanciones proporcionales y disuasorias a dichas entidades.

Según el perfil de riesgo del país, la prohibición debe requerir acciones de divulgación y de aplicación por parte del país, así como estrategias de mitigación de riesgos que tengan en cuenta el elemento transfronterizo de las actividades de activos virtuales y las operaciones de los proveedores de servicios de activos virtuales.

Identidad Digital

En la mayoría de los casos, los estándares del GAFI son neutrales al ambiente tecnológico. Sin embargo, el GAFI ha asumido un papel activo para aclarar cómo la innovación tecnológica puede ser parte de los esfuerzos ALD / CFT. El papel del GAFI es establecer un marco que los gobiernos nacionales puedan adaptar a sus necesidades y contexto.

Un buen ejemplo de esto es que actualmente el GAFI se encuentra desarrollando una guía sobre cómo se puede usar la identificación digital para fines de debida diligencia del cliente bajo la Recomendación 10, el GAFI se encuentra aclarando cómo se pueden usar una variedad de soluciones de identificación digital para identificar ‘quién es una persona’ y si ‘son quienes dicen ser’ con el fin de acceder al sistema financiero, según el presidente.

Los gobiernos deben comprender estas soluciones de identificación digital y sus riesgos y beneficios para poder adoptar un enfoque personalizado basado en el riesgo al permitir que las instituciones financieras los utilicen. Este es un paso importante para fomentar la innovación y no obstaculizarla.

La Guía también ayudará a los bancos a evaluar estas soluciones en términos de las oportunidades o riesgos que traen en sus esfuerzos ALD / CFT. También asistirán a los proveedores de servicios de identificación digital a comprender las expectativas de los reguladores ALD / CFT cuando desarrollen sus productos.

El GAFI se encuentra desarrollando esta guía para ilustrar que la identificación digital confiable e independiente puede traer enormes beneficios. La guía está en forma de borrador, pero aboga por un enfoque basado en el riesgo para adoptar nuevas tecnologías. El GAFI deja flexibilidad para que estas soluciones se desarrollen. El GAFI no apoya soluciones del sector privado, ni del sector público ni híbridas, señala que lo importante es observar la tecnología y comprender las oportunidades y los riesgos que deben mitigarse.

La innovación tecnológica permite crear vínculos como nunca antes se ha podido, y el uso de nuevas tecnologías está creciendo a un ritmo muy rápido, es necesario reflexionar si se están utilizando todas estas nuevas herramientas de manera efectiva. Por ejemplo, en el contexto de la identificación digital, los bancos han estado utilizando formas digitales de autenticación para protegerse del fraude. Según el GAFI cabría preguntarse, ¿cómo se pueden utilizar estas mismas tecnologías para comprender mejor a nuestros clientes? ¿Cómo se pueden usar no solo para identificar transacciones fraudulentas, sino también para toda una gama de transacciones sospechosas?

Para el gobierno, ¿cómo se pueden extender los servicios utilizados para verificar a los clientes de los servicios gubernamentales para mejorar las soluciones disponibles para el sector privado? ¿Cómo se pueden extender las soluciones que utiliza el sector privado para desarrollar sistemas más coherentes e integrales? ¿Cómo pueden los reguladores ALD / CFT trabajar con expertos en seguridad cibernética, proveedores de servicios gubernamentales y expertos gubernamentales en innovación digital para adaptar mejor las soluciones en un contexto nacional?