Cumbre anticorrupción en Colombia: es necesario un mayor compromiso desde el sector privado

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

La semana pasada se realizó en Colombia la I Cumbre Empresarial: Responsabilidad del Sector Privado en la Lucha contra la Corrupción, un evento organizado por la Superintendencia de Sociedades y la Procuraduría General de la Nación, con la intención de compartir buenas prácticas para la prevención de este delito. En la inauguración del evento, el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, advirtió que la corrupción empresarial es uno de los delitos más perversos e hizo un llamado al sector privado para que no obstruya las investigaciones, sino que cooperen en los procesos y el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, señaló que se necesita cambiar la idea de que la corrupción es un problema del sector público ya que el sector privado puede protagonizar el daño y abuso de poder.

“Necesitamos que desde el sector privado se desarrolle una sanción fiscal, un mayor compromiso con el sector público en la persecución de la corrupción y mecanismos de autorregulación”, señaló Martínez.

Según un trabajo de Transparencia por Colombia y la Universidad Externado de Colombia, una encuesta práctica contra el soborno en la empresa colombiana, el 96% de los empresarios considera que se ofrecen dádivas para generar contratos, entre otras cifras que dibujan la responsabilidad compartida del sector privado con la corrupción en el país y los funcionarios públicos.

“El monto del soborno a nivel de porcentaje del valor del contrato puede ascender a 17% del valor del mismo; 58% dice que si no se pagan sobornos se pierden los negocios y 80% de los empresarios considera que la corrupción y los sobornos son prácticas habituales para hacer negocios. Asimismo, 74,2% de los ejecutivos admiten que los comportamientos antiéticos son necesarios para ser exitosos en los negocios”, afirmó Carrillo.

El Director de la Unidad de Información y Análisis Financiero de Colombia (UIAF), Juan Francisco Espinosa Palacios, ofreció cifras sobre la magnitud de este fenómeno en el país, explicando que el 66% de los delitos de lavado investigados en Colombia están asociados a la corrupción. Igualmente, recordó que a pesar de todos los esfuerzos que han hecho, tanto en el sector público como el sector privado, el reto sigue siendo enorme.

El Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, señaló que el sector privado debe honrar la confianza depositada y no ampararse en normas privadas para su protección, mientras que el Superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, aseguró que uno de los grandes retos para combatir la corrupción está en la colaboración del sistema privado, trabajo que generaría grandes cambios en beneficio de Colombia.

Pablo Iragorri, gerente general de Kroll Associates Colombia, compartió cifras de una investigación realizada por Kroll relacionada con delitos empresariales y el robo de información, donde resalta que en los dos últimos años estos delitos han aumentado. Iragorri resaltó la labor de fiscalización que hacen los trabajadores ya que la detección del 64% de los fraudes se ha dado por las denuncias internas.

El panel denominado Sector Financiero, estuvo orientado a conocer las distintas visiones sobre la responsabilidad de este sector en la lucha contra la corrupción.

Según Antonio Bejarano, director general del Banco Internacional de Costa Rica, el cumplimiento de la banca estadunidense sobre la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés) que prohíbe a las compañías de Estados Unidos o a sus subsidiarias, propiciar directa o indirectamente el soborno a funcionarios públicos en el extranjero con el fin de beneficiarse de esta acción, es un tema relevante a nivel global.

Agregó que la banca de Estados Unidos toma muy en serio la responsabilidad de combatir la corrupción, los bancos internacionales no solo miran el aspecto de EE.UU. sino también los otros países.

Bo Mathiasen, representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito – UNODC— se refirió a las estrategias internacionales y los casos de éxito que han permitido a diferentes gremios superar situaciones de fraude y actos ilícitos; invitó a los participantes a ser sujetos sociales activos ya que la lucha contra la corrupción requiere el compromiso de todos y puso a disposición de los entes de control y empresas colombianas las herramientas anticorrupción que se han implementado en Estados Unidos para obtener acciones exitosas a nivel nacional, regional y global en la lucha contra este flagelo.

Para el exsuperintendente financiero encargado, Jorge Castaño Gutiérrez –exdirector del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafín)—, más allá de la regulación que debe existir en el sector para luchar contra la corrupción, se debe trabajar en la anticipación para evitar la ocurrencia de siniestros. Consideró importante gestionar modelos de control interno que den alertas tempranas y el intercambio de datos con la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) y otras unidades reguladoras.

Aseguró que Colombia ha intensificado la exigencia y el cumplimiento del sistema de administración de riesgos, una labor permanente y dinámica que busca un negocio ético generador de confianza, activo muy importante para el sector bancario.

5ta encuesta nacional de prácticas contra el soborno en empresas colombianas