Standard Chartered deberá pagar US$ 1.100 millones de multa por violar el régimen de sanciones

Facebooktwitterredditlinkedinmail

Standard Chartered deberá pagar una multa de US$ 1.100 millones en Estados Unidos y el Reino Unido por haber provisto servicio a clientes con conexiones iraníes entre 2012 y 2014, violando de ese modo los regímenes de sanciones internacionales que pesan sobre el régimen iraní, según ha destacado el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en un comunicado. Además, también admitieron haber violado sanciones impuestas a Birmania, Cuba, Sudán y Siria, y existe un caso separado que involucra violaciones a sanciones relacionadas con Zimbabue.

StanChart, con sede en Londres, pagará US$ 947 millones al Departamento de Justicia de Estados Unidos, la Oficina del Fiscal del Distrito de Nueva York, el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York, la Reserva Federal y la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Además, Standard Chartered también fue sancionado con 102 millones de libras por la Autoridad de Conducta Financiera británica (FCA, por sus siglas en inglés).

Todas las transacciones involucraron personas o países sujetos a programas de sanciones administrados por la OFAC, dijo el Departamento del Tesoro.

Desde junio de 2009 hasta mayo de 2014, el banco procesó 9.335 transacciones por un total de unos US$ 440 millones que se canalizaron a través de Estados Unidos. Todas estas transacciones involucraron personas o países sujetos a programas de sanciones integrales administrados por la OFAC (incluidos Birmania, Cuba, Irán, Sudán y Siria). La mayor parte de las violaciones se refieren a cuentas relacionadas con Irán mantenidas por las sucursales de Emiratos Árabes Unidos en Dubai para varias empresas de comercio general y una empresa petroquímica.

StanChart procesó transacciones en dólares a través de la sucursal de Nueva York u otras instituciones financieras de Estados Undios a nombre de clientes que enviaron instrucciones de pago a la sucursal en Dubai pero que se encontraban físicamente o residían habitualmente en Irán. El banco también procesó instrucciones bancarias online para residentes de países sancionados.

El pasado 21 de febrero, la firma ya informó de que había previsto US$ 900 millones para hacer frente a las multas.

Todas las transacciones en Zimbabue involucraron a personas identificadas en la lista SDN de OFAC o partes que eran propiedad del 50% o más, directa o indirectamente, por parte de personas en la Lista SDN en el momento en que ocurrieron las transacciones

La entidad británica aceptó «toda la responsabilidad» por las «deficiencias de control» de las que es acusada, aunque atribuyó los hechos a las acciones de dos empleados de corta trayectoria profesional que ya no trabajan en StanChart. La entidad se comprometió además a implementar procedimientos para garantizar el cumplimiento de las sanciones.

El DOJ dijo esta semana que StanChart acordó devolver (forfeit) US$ 240 millones y pagar una multa de US$ 480 millones por violar la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional. OFAC dijo en el acuerdo global acreditará a StanChart el monto de las sanciones penales pagadas.

El martes, en el Reino Unido, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA por sus siglas en inglés) multó a StanChart con £ 102 millones (US$ 133 millones) por infracciones contra el lavado de dinero relacionadas con sus sucursales en los Emiratos Árabes Unidos. Entre otras cosas, la FCA dijo que StanChart abrió una cuenta con US$ 653,000 en efectivo de una maleta «con poca evidencia de que el origen de los fondos haya sido investigado».

En 2016, Singapur incautó US$ 177 millones de StanChart y otros bancos por fallas ALD relacionadas con 1MDB.

El acuerdo de Standard Chartered Bank con OFAC del 9 de abril de 2019 se puede ver aquí.