Wells Fargo derrumba los silos de auditoría interna para defenderse de los escándalos

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

El informe de estándares empresariales — Business Standards Report –de 103 páginas de Wells Fargo, publicado en estos días para abordar los cambios que el banco ha realizado en respuesta a una serie de escándalos, reveló cambios en el sistema de controles internos de la compañía.

Wells Fargo & Company emitió el informe de estándares empresariales como parte de su compromiso con la transparencia mientras trabaja para reconstruir la confianza con las partes interesadas y transformar la empresa, señala el gigante bancario en un comunicado. El informe completo, titulado “Learning from the past, transforming for the future,” (Aprendiendo del pasado, transformando para el futuro), detalla los muchos cambios que ha realizado Wells Fargo desde 2016 para abordar las causas de los problemas en el pasado y proporciona actualizaciones sobre los negocios, las prácticas y el progreso de la compañía en sus seis objetivos.

El informe está dividido en capítulos que representan áreas de enfoque clave para la compañía, que incluyen cultura, objetivos de la compañía, liderazgo y gobierno corporativo, gestión de riesgos y relaciones con las partes interesadas. Los casos de estudio a lo largo del informe proporcionan ejemplos específicos de prácticas comerciales, incluidos muchos que fueron informados por las lecciones aprendidas del pasado reciente de Wells Fargo.

El informe aborda las acciones que Wells Fargo ha tomado, y continúa tomando, para mejorar su cultura, hacer las cosas bien para los clientes que sufrieron daños, renovar su estructura organizativa y fortalecer la administración de riesgos y los controles. Además, el informe refleja el progreso de Wells Fargo en sus objetivos de ser el líder en servicios financieros en servicio y asesoramiento al cliente, participación de los miembros del equipo, innovación, gestión de riesgos, ciudadanía corporativa y valor para los accionistas. El informe no incluye divulgaciones de nuevos asuntos legales o regulatorios.

En septiembre de 2016 el banco reconoció que sus empleados habían abierto poco más de 2 millones de cuentas de depósito y tarjetas de crédito sin tener la autorización de sus clientes, generándoles un costo administrativo; luego el banco admitió que unos 3,5 millones de sus clientes se vieron afectados por el escándalo de las cuentas falsas. La situación fraudulenta se inició luego de que la empresa incitara a sus empleados a vender más productos financieros a sus clientes.

“Este informe representa un hito importante en nuestro trabajo para reconstruir la confianza con nuestros accionistas y nuestro compromiso de construir una mejor compañía”, dijo el CEO y presidente de Wells Fargo, Tim Sloan. “Si bien tenemos más trabajo que hacer, estamos progresando en nuestro trabajo para construir el Wells Fargo más centrado en el cliente, eficiente e innovador”.

Como parte de su compromiso con la transparencia, Wells Fargo acordó desarrollar el Informe de Estándares Comerciales siguiendo una propuesta de un grupo de accionistas. Para crear el informe, Wells Fargo trabajó con más de 175 líderes y miembros de equipos bajo la orientación de la Junta Directiva y el Comité Operativo de alto nivel de la compañía.

“Estoy satisfecho con la transparencia de este proceso, incluida la colaboración de los miembros del equipo en toda la empresa y el compromiso con las partes interesadas externas clave”, dijo Betsy Duke, presidenta de la Junta Directiva de Wells Fargo.