Tesoro de EE.UU. exime ciertas cuentas renovables de la obligación de identificar el beneficiario final

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

La exención se aplica a productos específicos, como un certificado de depósito, que renuevan automáticamente

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló la semana pasada que eximiría a ciertas cuentas de una regla que obliga a los bancos a identificar a los verdaderos propietarios humanos de una cuenta corporativa. La Red de Control de Delitos Financieros, o FinCEN, la UIF de EE.UU. dentro del Tesoro, dijo que no requeriría que los bancos recolecten identificación de los titulares de productos financieros específicos y revolventes, como certificados de depósito, cuentas de préstamos o cajas de seguridad cada vez que se renueven.

Según la regla, que entró en vigor el 11 de mayo, los bancos deben solicitar la identidad de los verdaderos propietarios beneficiarios de las nuevas cuentas abiertas por las empresas. Define un propietario beneficiario como cualquier persona que posea una participación del 25% o más en la empresa, o una persona con participación mayoritaria en ella.

Al emitir una guía antes de la implementación de la regla, FinCEN dijo que trataría la renovación de un préstamo como una “nueva cuenta”. FinCEN pidió retrasarse con respecto al tema de la renovación, argumentando que el problema necesitaba una mayor consideración.

Las instituciones financieras le dijeron a FinCEN durante el retraso que la carga de cumplimiento no era proporcional a los riesgos de lavado de dinero asociados con la renovación de dichos productos.

“La práctica actual de la industria para renovar o extender este tipo de relaciones de cuentas generalmente es automática y no requiere una acción afirmativa por parte del cliente”, dijo FinCEN.

Cualquier demora por parte del cliente para proporcionar información sobre la propiedad real podría resultar en el cierre de la cuenta, agregó FinCEN. Además, FinCEN dijo que los bancos indicaron que la implementación de la regla para estas cuentas requeriría actualizaciones tecnológicas, ya que algunas de las cuentas podrían renovarse semanal o mensualmente.

FinCEN dijo que la excepción para las cuentas específicas solo se aplica si se abren después del 11 de mayo, y no se aplica a la apertura inicial de dichas cuentas.

“A pesar de esta excepción, las instituciones financieras cubiertas deben continuar cumpliendo con todos los demás requisitos antilavado de dinero aplicables en virtud de la Ley de Secreto Bancario y sus reglamentos de implementación, incluidos los requisitos de programa, mantenimiento de registros e informes”, dijo FinCEN.