Société Générale estima que pagará US$1.300 millones para resolver acusación de violación de sanciones

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

El gigante financiero francés declaró esta semana que espera pagar una multa de 1.100 millones de euros, o unos US$1.270 millones, a una serie de autoridades investigadoras y reguladoras federales y estatales de Estados Unidos por infringir las normas de sanciones estadounidenses, la segunda vez en los últimos meses que el banco negoció una solución de alto perfil para fallas en el cumplimiento de delitos financieros.

Société Générale declaró que había “entrado en una fase de discusiones más activas” con funcionarios estadounidenses y afirmó que es probable un acuerdo final “dentro de las próximas semanas”, según un anuncio de la compañía, y agregó que la enorme penalización estaría cubierta en su mayoría por provisiones de reserva para gastos legales.

En conjunto, los subsidios legales del banco para gastos legales están actualmente en 1.430 millones de euros, según la actualización. El banco de más de 150 años tiene activos de casi 1.3 billones de euros, o US$ 1.5 billones y ganancias anuales de poco menos de 24.000 millones de euros, o menos de US$28.000 millones.

La cifra sería la primera vez que el banco pone un número a las inminentes multas de sanciones en Estados Unidos, aunque en los últimos años ha estado incrementando las reservas para resolver acuerdos y pagar sanciones.

El banco una vez más está librando una batalla con un séquito familiar de agencias estadounidenses: la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de EE.UU., la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York, la Fiscalía del Condado de Nueva York, la Reserva Federal y el Departamento de Servicios Financieros del Estado de York, el regulador estatal más agresivo del país para las fallas sistémicas y de larga data de bancos extranjeros por fallas en los controles ALD/CFT.

La nueva sanción es otro ojo morado para los programas de cumplimiento de delitos financieros del banco. A principios de este año, SocGen fue parte de un histórico acuerdo multi-jurisdiccional por acusaciones de corrupción y acuerdo de tasas. En junio, el banco declaró que pagaría US$1.300 millones de dólares en un acuerdo global relacionado con los cargos por corrupción y manipulación de divisas en los Estados Unidos y Francia, según las autoridades.

Las acusaciones se relacionan con sobornos a funcionarios libios de la época de Gaddafi  y de influenciar ilícitamente el índice de referencia de la tasa de interés Libor, una muestra más de que los reguladores globales se están uniendo más agresivamente para abordar las principales investigaciones de corrupción para ver mejor todas las piezas del rompecabezas.

Ambos países en ese momento llamaron al acuerdo la primera resolución coordinada y negociada por ambos países simultáneamente. Para leer la acción anterior de SocGen, haga clic aquí.

Casos por stripping a US$12.000 millones

La entrante multa contra SocGen es solo la última sanción y una posible remediación en una serie de grandes medidas por violación del régimen de sanciones contra grandes bancos extranjeros que datan de hace casi una década, típicamente denominadas “stripping cases” ya que las instituciones en muchos casos han institucionalizado las tácticas de evasión de sanciones como por ejemplo eliminar información en los giros vinculados los regímenes dentro de las listas negras de EE.UU.

El actual campeón reinante de EE.UU. ocurrió en junio de 2014, cuando BNP Paribas Bank (BNPP) se declaró culpable en el condado de Nueva York de falsificar registros comerciales y conspirar para evadir las sanciones estadounidenses, pagando una suma récord de US$ 8.830 millones en decomisos y sanciones penales.

Desde 2009, una gran cantidad de bancos han debido pagar (forfeit) más de US$12.000 millones por su conducta ilegal, y se calcula que la mitad de los fondos se han pagado a la Ciudad y al Estado de Nueva York.

Las autoridades de EE.UU. han llegado previamente a Acuerdos de Enjuiciamiento Diferido  — Deferred Prosecution Agreements –y acuerdos relacionados con algunos de los mayores grupos bancarios extranjeros en el mundo por violaciones a las sanciones, que incluyen:

  • Credit Agricole por US$787 millones en 2015
  • Commerzbank AG por US$342 millones en 2015
  • BNP Paribas por US$9 billion in 2014

HSBC Bank por US$375 millones en 2012

  • Standard Chartered Bank por US$327 millones en 2012
  • ING Bank por US$619 millones en 2012
  • Barclays Bank por US$298 millones en 2010
  • Credit Suisse AG por US$536 millones en 2009
  • Lloyds TSB Bank por US$350 millones en 2009

Los bancos trabajan para mejora el fincrime

Si bien el banco no ha detallado los pasos de ALD y de remediación que ha tomado para abordar las inquietudes de los investigadores y reguladores de EE.UU., ha detallado pasos que ha dado este año para reforzar estas áreas.

En su sitio, SocGen señala que la División de Cumplimiento (CPLE) se reorganizó en enero de este año y reporta directamente a la “Dirección General del Grupo, convirtiéndose así en una división independiente en sí misma dirigida por Edouard-Malo Henry, miembro de la Comité de Dirección del Grupo”.

El banco afirma que, actualmente, bajo la nueva estructura, existe una “cantidad de comités en presencia de la Gerencia General y la Inspección para definir las principales orientaciones y principios del Grupo en términos de cumplimiento”, con ciertos equipos dedicados a cada área de negocios y “equipos centrales dedicados a supervisar los diversos riesgos y controles, así como las funciones clave de negocios cruzados, como la transformación digital y la capacitación”.

“Para enfrentar los crecientes desafíos en esta área, en los últimos 3 años Société Générale ha duplicado la fuerza de trabajo dedicada a esta actividad y ha aumentado significativamente los presupuestos de capacitación”, según el banco.

“El cumplimiento de los regímenes de sanciones es un problema continuo que está aumentando en importancia y complejidad, lo que genera importantes riesgos operativos y requiere un enfoque internacional”, afirmó el banco en su sitio.