ING, el banco más grande de Holanda, pagará casi US$ 1.000 millones a las autoridades holandesas en el acuerdo histórico ALD/CFT

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

La mayor institución financiera holandesa deberá pagará a las autoridades de Holanda 775 millones de euros, o unos US$ 900 millones, en un acuerdo histórico por amplias fallas en sus controles de cumplimiento de delitos financieros que permitieron a los grupos ilícitos lavar cientos de millones de dólares durante años, según declaraciones del banco y documentos del gobierno. ING Groep admitió “deficiencias” en sus programas antilavado de dinero (ALD) que permitieron a los delincuentes lavar dinero “durante años”.

El banco violó las leyes creadas para detener a los grupos terroristas y financieros ilícitos “estructuralmente” al no investigar adecuadamente las transacciones aberrantes destacadas por los sistemas de monitoreo y dando poca importancia a la fuente de fondos y las obligaciones de propiedad beneficiosa principalmente a través de políticas de debida diligencia del cliente (CDD) entre 2010 y 2016, según las acciones.

La multa no es el primer desencuentro del banco con las autoridades por fallas en los programas ALD/CFT o incumplimiento de los regímenes de sanciones.

En 2012, ING pagó US$619 millones a las autoridades de EE.UU. por mover miles de millones de dólares a través del sistema financiero estadounidense para clientes iraníes y cubanos incluidos en la lista negra.

Las autoridades holandesas han estado investigando intensamente al banco en los últimos dos años, señalando que el banco ha sido advertido formalmente hace más de una década, pero aún no ha mejorado las funciones de cumplimiento al nivel sus expectativas.

Fiscales holandeses citaron una serie de fallas específicas, incluyendo el movimiento de activos teñidos por la corrupción para una empresa de telecomunicaciones en una región de alto riesgo. El banco respondió que ha tomado medidas para reforzar el cumplimiento a nivel nacional e internacional y que ha tomado medidas formales contra casi una docena de empleados. Para leer la versión oficial y los documentos relacionados de la oficina del Ministerio Público, haga clic aquí. Para leer el comunicado oficial de ING, haga clic aquí.

El banco listó una serie de “deficiencias más amplias” del programa de cumplimiento ALD, que se compromete a corregir, que incluyen:

  • Archivos frágiles: archivos CDD faltantes o incompletos.
  • Clasificación de riesgos: asignación de clasificaciones de riesgo incorrectas.
  • Fuera de servicio: no tener el proceso de revisión periódico de CDD en orden.
  • Salida oportuna: no salir de las relaciones comerciales de manera oportuna.
  • Seguimiento de transacciones: funcionamiento insuficiente del sistema de supervisión posterior a la transacción.
  • Inadecuada de segmentación: clasificación de clientes en los segmentos incorrectos.
  • Problemas con los datos: disponibilidad insuficiente de recursos humanos cualitativos y cuantitativos.

ING señaló que su director financiero, Koos Timmermans, renunciará, una semana después de que el prestamista holandés acordara pagar la multa récord para resolver la investigación sobre el fracaso de sus controles de lavado de dinero.