La unidad suiza de HSBC pagará casi US$ 330 millones a las autoridades belgas

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

La unidad de banca privada suiza de HSBC Holdings Plc acordó pagar unos 294 millones de euros (US$ 329 millones), un récord, para resolver una investigación criminal belga sobre las acusaciones de que ayudó a clientes adinerados a evitar el pago de cientos de millones de euros en impuestos, el último de una serie de acuerdos que el banco ha pagado en los últimos años relacionados con delitos financieros y fallas de cumplimiento.

El acuerdo preliminar en el acuerdo penal más grande de Bélgica aún debe ser aprobado por un juez en una audiencia que tendrá lugar en septiembre, dijo por teléfono Willemien Baert, una portavoz de la fiscalía de Bruselas, según publica Bloomberg.

Las autoridades en Bélgica y Francia comenzaron a examinar el banco suizo de HSBC después de que Herve Falciani, un ex trabajador de tecnología de la información en la firma, robó información de la cuenta del cliente de la oficina de Ginebra en 2008 y la compartió con los investigadores. El caso francés culminó cuando HSBC acordó llegar a un acuerdo por 300 millones de euros.

En Bélgica, la unidad de banca privada suiza fue acusada en 2014 de lavado de dinero por el juez de investigación Michel Claise. Los fiscales de Bruselas dijeron en ese momento que sospechaban que HSBC vendía compañías offshore en Panamá y las Islas Vírgenes a ciertos clientes, con el objetivo de evitar el pago de impuestos.

Los fiscales dijeron en un comunicado que optaron por un acuerdo para ganar tiempo después de señalar los esfuerzos de HSBC para mejorar el cumplimiento y dejar de ofrecer ciertos servicios bancarios, así como la disposición de pagar 400,000 euros por adelantado.

HSBC ha hecho grandes avances para reforzar el cumplimiento desde que fue llevado ante el Congreso de EE.UU. hace unos años para finalmente pagar una multa récord de US$ 1.900 millones por ser el banco elegido por los grupos de narcotráfico.

El banco ha contratado a algunos de los nombres más importantes en el ámbito de cumplimiento y del gobierno—incluyendo las principales mentes FinCEN—, y en general ha pasado de ser un paria de cumplimiento a un socio de la ley.

Pero aún enfrentará preguntas por parte de los reguladores de todo el mundo, ya que muchas jurisdicciones—incluyendo en Europa las regiones nórdicas y bálticas—, toman el manto de investigaciones de delitos financieros que han tenido un impulso vertiginoso en EE.UU.