El caso FIFA y las repercusiones internacionales por el ajuste anticorrupción de EE.UU.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail
Por Daniela Guzmán
28 de Mayo de 2015
La Copa del Mundo, famosa por su magnitud y popularidad internacional, no es sólo una competencia entre naciones y los mejores jugadores de fútbol del mundo, se trata de una máquina de hacer dinero, generando oportunidades lucrativas para el turismo nacional, las entidades comerciales, empresas de marketing, empresas de infraestructura y otros que cosechan los beneficios de estar en centro de atención del evento deportivo.

Las agencias policiales de Estados Unidos están ahora alegando que esa máquina de producir dinero se apoyaba en parte en actos de corrupción y soborno. El órgano de gobierno para el fútbol, la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado), está atrapada en una investigación mundial que apunta a  algunos de los altos funcionarios de la organización, que supuestamente facilitaron y se beneficiaron de la actividad corrupta derivada de las decisiones de la Copa Mundial.

El Departamento de Justicia de EE.UU., la división de Investigación Criminal de la agencia de Impuestos Internos y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) anunciaron una acusación sin precedentes contra 14 funcionarios de la FIFA y ejecutivos el 27 de mayo. Siete de los nombrados fueron detenidos en Zúrich, Suiza, en vísperas de la reunión anual de la FIFA.

Las acusaciones de corrupción en la FIFA y los arrestos de siete dirigentes en Zúrich son una nueva muestra del gran alcance del Departamento de Justicia de Estados Unidos cuando el sistema financiero estadounidense está involucrado.

Los cargos se derivan de una investigación estadounidense de cuatro años que se centra en lo que los fiscales señalan como dos décadas de negocios corruptos y US$ 150 millones en sobornos, incluida la oferta para la Copa Mundial 2010 en Sudáfrica.

La oficina del fiscal general de EE.UU. para el Distrito Este de Nueva York, con sede en Brooklyn, que acusó a nueve actuales y ex dirigentes de la FIFA y cinco empresarios, dijo que el flujo de fondos ilícitos a través de instituciones financieras de Nueva York le dio jurisdicción para abordar el caso.

Según la acusación de 161 páginas, los dirigentes y sus coconspiradores “dependieron fuertemente” del sistema financiero estadounidense durante los años 90 y cada vez más en las siguientes dos décadas.

La acusación es una de las acciones de ejecución más grandes en la historia contra funcionarios deportivos, y bajo la Ley Racketeer Influenced and Corrupt Organizations (RICO), los delitos de los acusados serán tratados de una manera similar a los cometidos por organizaciones mafiosas o de tráfico de drogas. Otros cargos incluyen el soborno, fraude y lavado de dinero.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos y la fiscalía del Distrito Este de Nueva York señalaron que la investigación sigue en curso. El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, está postulado para la reelección este viernes, y no ha sido arrestado o nombrado en la acusación. Blatter dijo en un comunicado el miércoles que la investigación estadounidense “ayudará a reforzar las medidas que ya ha tomado la FIFA para erradicar todo acto indebido en el fútbol”.

Según documentos judiciales, los funcionarios utilizan diversos métodos para ocultar los pagos ilícitos que enriquecieron a los funcionarios a cambio de contratos de comercialización o de radiodifusión, o incluso votos para elegir la ciudad anfitriona de la Copa Mundial.

La FIFA giró miles millones de dólares desde sus cuentas en una  importante institución financiera suiza a cuentas en EE.UU. y a lo largo del mundo a través de una cuenta corresponsal en una sucursal estadounidense de un banco suizo, según la acusación. Algunos de los pagos fueron enviados a cuentas corresponsales en distintos bancos en Nueva York, según la denuncia, que también detalla reuniones en Miami y Nueva York, en las cuales los imputados habrían conversado sobre los pagos de sobornos.

Según la acusación, los funcionarios:

  • Utilizaron contratos falsos de consultoría
  • Enviaron dinero a través de intermediarios de confianza, banqueros, comerciantes de cambio de divisas, asesores financieros y otros que trabajan en el sector financiero
  • Crearon compañías pantalla en paraísos fiscales
  • Escondieron cuentas bancarias, utilizaron cajas de seguridad
  • Contrabandearon dinero en efectivo en grandes cantidades

Algunas de la conducta ocurrieron en territorio estadounidense, dando al Departamento de Justicia de EE.UU. jurisdicción en el caso. En cooperación con las autoridades de Estados Unidos, los funcionarios suizos hicieron los arrestos en el Baur au Lac Hotel en Zurich el miércoles por la mañana. Los otros funcionarios acusados estarán bajo un proceso de extradición a los EE.UU.

Mientras que la Copa Mundial de 2018 en Rusia y de 2022 en Qatar no fueron mencionadas en la acusación, la decisión de elegir ambos destinos ha recibido significativa crítica pública y el Fiscal General de Suiza dijo que había abierto una investigación criminal sobre esos votos. El comité que votó a favor de las ciudades anfitrionas en el 2010 está siendo entrevistado por las autoridades suizas.

En diciembre de 2014, el Comité de Ética de la FIFA desestimó las acusaciones de corrupción y cerró una investigación interna sobre la corrupción en el proceso de licitación para las dos próximas Copas del Mundo.

Richard Weber, el Jefe de la Unidad de Investigación Criminal de la Agencia de Impuestos Internos dijo en una conferencia de prensa el miércoles, “Esto realmente es la Copa del Mundo de fraude, y hoy le estamos mostrando a la FIFA una tarjeta roja”.

Los funcionarios acusados: Jeffrey Webb, Eduardo Li, Eugenio Figueredo, Jack Warner, Julio Rocha, Costas Takkas, Rafael Esquivel, José María Marín y Nicolás Leoz, Alejandro Burzaco, Aaron Davidson, Hugo Jinkis y Maraiano Jinkis, José Margulies.

Gráfico del DOJ: http://www.justice.gov/opa/file/450251/download

Declaración del DOJ: http://www.justice.gov/opa/pr/nine-fifa-officials-and-five-corporate-executives-indicted-racketeering-conspiracy-and

Acusación: http://nyti.ms/1BpRvyJ