Beneficiario Final: ideas para obtener información sobre el verdadero dueño detrás de una compañía

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail
Por Brian Monroe
27 de Mayo de 2015
En un mundo en el que seguir la ruta del dinero cada vez más significa seguirle el hilo a una dudosa compañía fantasma en otro país, no es ninguna sorpresa que uno de los obstáculos más comunes y frustrantes en una investigación es no poder sacar el velo de complejas y oscuras estructuras de propiedad.La cuestión sobre cómo descubrir información sobre el beneficiario final no es nueva, pero es un tema desconcertante frente al cual muchas jurisdicciones han tomado diferentes enfoques para tratar de resolverlo ante la creciente presión de grupos como el Grupo de Acción Financiera Internacional, la Unión Europea, el G-20 y otras organizaciones de vigilancia y control.El Reino Unido es una de las pocas jurisdicciones comprometidas con la creación de registros corporativos y mantenerlos abiertos al público, mientras que la Unión Europea está trabajando actualmente para crear registros, a medida que actualiza las directivas antilavado de dinero, aunque advierte que la información sólo estará disponible para las partes interesadas, tales como la policía y los bancos.

Irónicamente, Estados Unidos, uno de los países visto como un líder en las leyes de delitos financieros para contrarrestar el lavado de dinero, la evasión fiscal y la corrupción, es el menos transparente cuando se trata de la formación de compañías.

Algunos estados, incluyendo Delaware, requieren poca información para formar una empresa, un problema que no se espera que cambie mucho incluso cuando el Departamento del Tesoro de Estados Unidos se encuentra trabajando en normas para exigir a los bancos que pidan información a los clientes corporativos al mismo tiempo que no les da ninguna manera de verificar la información que se les proporciona.

Por eso ACFCS ha contactado a varios expertos en el campo de las investigaciones, tanto criminales como de fuentes abiertas, que han tenido que recorrer regularmente fuentes dispares a través del ciberespacio para obtener esta información. Ellos comparten algunas de las mejores estrategias sobre la manera de obtener información sobre las estructuras de propiedad y de esta manera un mejor sentido sobre el riesgo de delitos financieros de una empresa.

La información es obtenida de entrevistas con:

Garry Clement, presidente ejecutivo de Clement Advisory group, y ex director del programa National Proceeds of Crime de la Real Policía Montada de Canadá.

Sandra Stibbards, presidenta y dueña de Camelot Investigations, compañía que entrena sobre técnicas investigativas de fuente abierta.

Chris Taggart, cofundador y presidente ejecutivo de OpenCorporates, una base de datos de 80 millones de compañías con información relacionada con propiedad beneficiaria y otros detalles.

La clave está en buscar entre múltiples fuentes, señalan los expertos: bases de datos de código abierto y de proveedores privados, bases de datos judiciales, redes sociales y asociaciones empresariales y profesionales disponibles para medir la legitimidad y el riesgo de delitos financieros.

Pistas a través de la licencia

En la búsqueda de las personas detrás de las empresas, y si la información no es pública o se encuentra en una base de datos centralizada, pensar en qué tipo de sector que se encuentran y qué licencias federales, estatales o de la ciudad podrían ser necesarias.

Esas licencias por lo general requieren que sean los propietarios quienes las obtengan, en la mayoría de los casos seres humanos reales. Las empresas, incluyendo restaurantes, clubes, bares u otros deben tener una licencia de licor o de entretenimiento.

Si la empresa realiza actos de contabilidad, podría ser obligada a contar con una licencia especial, en EE.UU. de CPA. Busque todas y cada una de las licencias requeridas. También busque en las asociaciones de la industria o del sector, que podrían publicar los nombres de empresas miembro y las listas de ejecutivos clave o contactos de los dueños.

Amplíe los parámetros para atrapar más delitos

Cuando usted tiene alguna información sobre la empresa, un director, accionista o incluso el beneficiario final, vuelva a las búsquedas a través de  fuentes abiertas para ver si han sido vinculados públicamente con un delito financiero.

Asegúrese de ir más allá de simplemente poner en el nombre de la entidad y los términos de búsqueda “blanqueo”, “lavado de dinero”, busque la entidad con términos incluyendo, “fraude”, “corrupción”,” evasión fiscal “e incluso” robo de identidad “o” piratería ” y ” ciberseguridad”.

También utilice esta estrategia cuando busque en una base de datos de registros de cortes federales y estatales, como PACER, para asegurarse de obtener una amplia gama de respuestas que cubran todo el arco de delitos financieros. No todos los delitos financieros, como el fraude o la corrupción, tienen una acusación de lavado de dinero adjunta.

Lea los periódicos y publicaciones en un país específico

Si usted está utilizando una base de datos de proveedores privados, como WorldCheck, Lexis Nexis, TLO, u otros, intente en las búsquedas globales y por país. En función de estos resultados, vuelva a Internet y busque utilizando diferentes navegadores, Chrome, Internet Explorer, Firefox u Opera, ya que pueden tener resultados diferentes.

No se limite a mirar a la información oficial o los registros comerciales, también busque información en las redes sociales, blogs u otros mensajes que podrían revelar un mayor riesgo o actividades ilegales, incluyendo Facebook, LinkedIn y Twitter.

Otra opción en la búsqueda de vínculos de propiedad de una empresa es la búsqueda de patentes y marcas de la empresa y las personas vinculadas que participan, a través de la Oficina de Patentes y Marcas por ejemplo en EE.UU., sitio www.uspto.gov o, a nivel internacional, la Asociación Mundial de la Propiedad Intelectual, www .wipo.com.

Busque en sitios de negocios, incluyendo OpenCorporates.com, Manta.com, ZoomInfo.com, Connect.Data.com.

OpenCorporates, por ejemplo, cuenta con una lista de 80 millones de compañías y 90 millones de directores en más de 100 jurisdicciones.

Actualmente, la gente puede filtrar la búsqueda por nombre de empresa, dirección y nombres de los directores. El sitio también vincula al origen de la información y la fecha en que se obtuvo la información. Se está trabajando en los próximos meses para completar la información profesional y la concesión de licencias.

En Estados Unidos, tenga en cuenta que muchas empresas no operan en el estado en que se crean, por ejemplo, Delaware. Usted puede obtener más información sobre una empresa en muchos casos buscando en los estados en los que esta compañía hace negocios.

Por ejemplo, en Nueva York, si una empresa es una LLC (responsabilidad limitada) o corporación extranjera, tiene que registrarse con el estado y debe proporcionar cierta información, como el nombre de los altos ejecutivos, mientras que otros estados piden los nombres de los directores y propietarios.

Empresas disueltas, no absueltas

Conozca la importancia de las empresas cerradas o disueltas. La empresa que no está en funcionamiento es a veces tan importante como la que está. Usted puede buscar, por ejemplo, en cuántas otras empresas un director o alto funcionario participó para ver si  esta persona o grupo de personas se dedican a crear empresas, participan en actividades fraudulentas o ilegales, y luego dejan que la empresa se marchite.

Conozca los parámetros de búsqueda y sea creativo. En el Reino Unido, por ejemplo, uno de los pocos países con una base de datos de los registros de empresas, se puede buscar por fecha de nacimiento. Se puede buscar y ver, por ejemplo, cuántas personas de 100 años todavía son directores.

“Esto puede no ser fraudulento, pero me dejaría un poco nervioso”, dijo Taggart. “Las chances de que la persona esté cumpliendo sus obligaciones, incluso si está viva, son bastante remotas”.

Señales de alerta de compañía fantasma

Aquí hay varias señales de alerta de que la entidad puede ser una empresa fantasma o, incluso un mayor riesgo, estar involucrada en un delito financiero:

Constitución: la compañía es creada en Delaware o Nevada. Estos son algunos de los lugares de constitución más comunes, para bien o para mal, porque quienes crean la empresa tienen que dar muy poca información para armarla.

Desvanecimiento: la actividad en el sitio web, o la falta del mismo, también puede ser un indicador de que la operación es una farsa. Compruebe sitios, entre ellos StateMyWeb.com o Alexa.com para verificar el tráfico, valor y actividad de un sitio web. Además, no dude en consultar páginas archivadas a través de un sitio llamado el Wayback Machine para ver si el sitio ha tenido pocas o ninguna actualizaciones.

Muy general: una falta general de información sobre la compañía, en búsquedas en internet u otras bases de datos de negocios o directores, también puede ser una señal de alerta de que la compañía es fantasma.

Si el sitio de una empresa parece escaso, insustancial o genérico, con pocos datos sobre actividades, capacidades y ejecutivos, compárelo con otras empresas de tamaño similar en el mismo sector. La mayoría de las empresas quieren comercializar sus habilidades, liderazgo y propiedad.

Desajustes: Si una empresa es un restaurante o un casino, necesitaría ciertas licencias estatales o registro federal. Si no cuenta con éstos podría significar que la empresa es una compañía fantasma.

Enjuague y Repita: Además, si decenas de empresas tienen los mismos directores o direcciones, o si una empresa se crea, se disuelve y vuelve a ser creada en la misma dirección, o con el mismo grupo de directores, esto podría ser un indicio de fraude u otros delitos. En el Reino Unido hay un nombre para este tipo de operaciones, llamadas “empresas Phoenix”.

Gran Complejidad: Si es demasiado compleja, con estructura de propiedad que incluye otras empresas extranjeras o nominados, con acciones al portador, fideicomiso en una jurisdicción y un fideicomisario en otro, si opera en jurisdicciones de gran secretismo, como las Islas Caimán, las Islas Vírgenes Británicas y otros, un banco o un investigador debe “dibujar un gran círculo rojo alrededor de eso”, señala Clement.

Para estructuras complejas, es probable que tenga que acceder a los registros en múltiples jurisdicciones. Aquí hay algunos enlaces y herramientas adicionales. Algunos organismos internacionales también mantienen sitios que permiten el acceso directo o indirecto al registro de información:

En Estados Unidos: http://www.blackbookonline.info/

International Association of Commercial Administrators (IACA) http://www.iaca.org/

Corporate Registers Forum (CRF) http://www.corporateregistersforum.org

European Business Register (EBR) http://www.ebr.org/section/4/index.html

European Commerce Registers’ Forum http://www.ecrforum.org/

Association of Registrars of Latin America and the Caribbean (ASORLAC) http://www.asorlac.org/ingles/portal/default.aspx