EE.UU. penaliza a otro banco suizo con más de US$60 millones por ayudar a los contribuyentes estadounidenses a evadir impuestos

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

El Departamento de Justicia de EE.UU. (DOJ) sancionó a Basler Kantonalbank (BKB)—sede en Basilea—, con US$60,4 millones por medio de un acuerdo de enjuiciamiento diferido (DPA), donde el banco admite que entre 2002 y 2012 conspiró para ayudar a los residentes estadounidenses a evadir impuestos y presentar declaraciones de impuestos falsas.

En su punto más alto en 2010, el banco tenía aproximadamente 1,144 cuentas para clientes de EE.UU., con un valor total de aproximadamente US$813,2 millones, en su mayoría cuentas no declaradas. El DPA también requiere que BKB divulgue cierta información importante que pueda descubrir en un futuro con respecto a cuentas relacionadas con EE.UU., y también divulgue cierta información concerniente al Programa del Departamento de Justicia para los Bancos Suizos relacionado a cuentas cerradas entre el 1 de enero de 2009 y el 31 de diciembre. 2017. El DPA tiene un plazo de cumplimiento de tres años.

El monto de la multa refleja la investigación interna y cooperación de BKB con Estados Unidos, así como los esfuerzos del banco en cuanto a la remediación, y su renuncia a cualquier reclamo de inmunidad soberana extranjera. Entre otros esfuerzos correctivos, BKB implementó medidas para exigir que todas las cuentas relacionadas con EE. UU. cumplan con las obligaciones impositivas, cerró una sucursal responsable de gran parte del fraude fiscal y despidió a los empleados involucrados en el delito y realizó extensas actividades de alcance a clientes anteriores para alentarlos a participar en programas de divulgación voluntaria patrocinados por el IRS.