Distintos bancos han pagado US$ 12.000 millones por infracciones a las normas ALD, anticorrupción y al régimen de sanciones desde el 2009

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Por Brian Monroe
27 de abril de 2016

Diecinueve bancos nacionales e internacionales han pagado un total de US$ 12.000 millones en sanciones, multas y decomisos desde 2009 por infringir leyes y normas ALD, anticorrupción y del régimen de sanciones de EE.UU., según un informe del gobierno publicado el jueves pasado por el gobierno.

El análisis de la GAO (Oficina de Contraloría de EE.UU.), reveló que las instituciones financieras, entre enero de 2009 y diciembre del 2015 pagaron US$ 6.800 millones por haber violado el régimen de sanciones, US$ 5.200 millones por infracciones vinculadas al incumplimiento de obligaciones antilavado de dinero y US$ 27 millones por incumplimiento de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).

A pesar de lo impresionante de las cifras no son una sorpresa para los bancos de todos los tamaños en EE.UU., que durante gran parte de la última década han enfrentado un mayor escrutinio, mayores expectativas y penas más grandes por errores relacionados con los programas de cumplimiento de delitos financieros. La más reciente novedad ha sido el incremento de la responsabilidad individual por deficiencias programáticas significativas.

Auditores de la GAO examinaron información pública y hablaron con los organismos involucrados, incluyendo todos los reguladores bancarios federales, la Red de Control de Crímenes Financieros de la del Tesoro de Estados Unidos (FinCEN), la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) y otros.

En términos generales, el informe se refiere a las acciones más importantes en el campo del cumplimiento de los delitos financieros, que comienza con la sanción—confiscación o forfeiture—de US$350 millones contra el banco Lloyds por “stripping” (eliminar información en los giros bancarios) hasta la sanción de  casi US$ 2.000 millones contra HSBC y la histórica multa de aproximadamente US$ 9.000 millones contra BNP Paribas por falencias ALD y violación del régimen de sanciones, terminando con la relativamente minúscula multa de US$ 2,2 millones contra el Bank of Mingo el año pasado.

El informe muestra una tendencia cambiante de sanciones desde 2009, dificultando el escenario para que los bancos determinen qué área de cumplimiento debe tener la prioridad o dónde las instituciones podrían enfrentar el mayor riesgo de recibir una sanción.

Por ejemplo, 2009 fue un año dominado por sanciones vinculadas al incumplimiento del régimen de sanciones, mientras que en los dos años siguientes las multas ALD tomaron la rienda. En 2012, las sanciones FCPA se convirtieron en una fuerza a tener en cuenta, entonces comprendieron casi la mitad la mitad de las penas combinadas.

En el 2013 las sanciones ALD nuevamente tomaron el liderazgo, mientras que en 2014 se alcanzó un récord por una combinación de penalidades ALD e incumplimiento del régimen de sanciones. Más recientemente, en 2015, las sanciones por incumplimiento de la ley anticorrupción FCPA finalmente tomaron una amplia ventaja en lo que se refiere a dinero pagado.

A diciembre de 2015, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el Tesoro de Estados Unidos han distribuido cerca de US$ 1.100 millones a los organismos policiales y cerca de US$ 2.000 millones fueron destinados a las víctimas.

De los aproximados US$ 11.900 millones recaudados, se depositó alrededor de US$ 2.700 millones en las cuentas del Tesoro.

De las sanciones por incumplimiento de normativas antilavado o del régimen de sanciones que el GAO identificó desde 2009, se confiscaron cerca de US$ 9.000 millones a través del Departamento de Justicia (DOJ) y del Tesoro, que puede destinar más directamente estos fondos a investigaciones similares.

Por qué el GAO hizo el estudio

En los últimos años, miles de millones de dólares han sido recolectados en concepto de multas, sanciones y decomisos impuestos a entidades financieras por violaciones de los requisitos relacionados con los delitos financieros.

Estos requisitos son herramientas importantes que ayudan al gobierno federal a detectar e interrumpir el lavado de dinero, la financiación del terrorismo, el soborno, la corrupción y violación de los programas de sanciones de Estados Unidos.

Se pidió a la GAO que revisare la recolección y uso de estas multas, sanciones y confiscaciones impuestas a las entidades financieras.

El informe describe los montos recolectados por el gobierno federal por estas violaciones y el proceso para recolectar estos fondos y el propósito para lo que se utilizan.

GAO analizó la información, revisó documentación sobre los procesos de recolección y sobre el uso autorizado de los fondos donde se depositó el dinero y revisó las leyes pertinentes.

GAO también entrevistó a funcionarios de Hacienda (incluyendo FinCEN y la Oficina de Control de Activos Extranjeros), la Comisión de Valores, Departamento de Justicia, y los reguladores federales de la banca. GAO no realiza recomendaciones en este informe.