Compliance en un punto de inflexión: una búsqueda de equilibrio entre los recursos ALD y la efectividad del programa, según encuesta

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Las instituciones han invertido mucho en el cumplimiento en los últimos diez años. Los costos aumentaron a niveles insostenibles, por lo que los bancos ahora buscan mejorar la eficiencia y la efectividad de sus departamentos de cumplimiento. Sin embargo, con los estándares que aún están surgiendo, el seguimiento de los desarrollos y la comparación del desempeño de cumplimiento con sus pares ha resultado difícil.

Un vistazo a algunos de los resultados en una encuesta de evaluación de cumplimiento de McKinsey que abarca dos años y dos docenas de instituciones en todo el mundo, que incluye un desafío persistente para los equipos ALD: el equilibrio de los recursos humanos y el uso de la tecnología para aumentar la efectividad. Algunos puntos destacados de la encuesta:

Crecimiento más lento en el gasto de cumplimiento: si bien casi la mitad de bancos vio aumentar sus costos en más del 20% durante 2014–16, esa proporción cayó un cuarto para el período 2015–17. Tres cuartos de los encuestados esperan que los costos de cumplimiento se estabilicen o disminuyan en el próximo año.

El tamaño y la efectividad del cumplimiento no están equilibrados: la proporción entre el tamaño y los presupuestos de las funciones de cumplimiento varían significativamente de un banco a otro, lo que indica que el cumplimiento aún debe establecer un equilibrio reconocido y sostenible entre tamaño y eficacia.

La automatización y la analítica continúa siendo un desafío: pocos bancos han descifrado el código para aplicar la automatización y el análisis de manera efectiva. Muchos CCO informaron que se sentían frustrados porque gran parte de la inversión en tecnología se destinaba a las herramientas de usuario final que requerían atención constante o rápidamente se volvían obsoletas.

Para más información haga clic aquí.