Cómo corredores inescrupulosos supuestamente lavaron miles de millones para delincuentes criptográficos

Facebooktwitterredditlinkedinmail

Los delincuentes han recurrido durante algún tiempo a las criptomonedas como Bitcoin para llevar a cabo delitos que incluyen ransomware y extorsión. Pero a medida que las autoridades de aplicación de la ley van mejorando en el seguimiento de las monedas semi-anónimas, los delincuentes han tenido que idear nuevas tácticas para convertir las ganancias criptográficas mal adquiridas en efectivo. En respuesta, ha surgido una nueva generación de intermediarios para ayudarlos a lavar miles de millones de dólares.

Los llamados brokers de venta libre (OTC, Over The Counter) se han convertido en el eje de un nuevo tipo de lavado de dinero, ayudando a convertir al menos US$ 2.800 millones en Bitcoin en efectivo para entidades criminales en 2019, según un nuevo informe de crypto firma forense Chainalysis.

El informe señala que, si bien los cambistas criptográficos siempre han sido una rampa de salida popular para la criptomoneda ilícita, han tenido una participación cada vez mayor desde principios de 2019.

Algunos detalles del informe de Chainalysis:

A lo largo de todo el año, rastreamos US$ 2.800 millones en Bitcoin que se movieron de entidades criminales a intercambios. Poco más del 50% fue a los dos principales: Binance y Huobi.

Un pequeño segmento de cuentas recibió la mayor parte del Bitcoin ilícito enviado a Binance y Huobi. Las 810 cuentas en los tres grupos de mayor recepción recibieron un total de más de US$ 819 millones en Bitcoin de fuentes criminales, lo que representa el 75% del total. ¿Quiénes impulsan esta actividad?

Nuestro análisis sugiere que muchos son corredores OTC.

Los corredores OTC (Over The Counter) facilitan negociación entre compradores y vendedores individuales que no pueden o no desean realizar transacciones en un mercado abierto. Los corredores OTC generalmente están asociados con un mercado, pero operan de manera independiente.

Los negociantes a menudo usan corredores OTC si quieren liquidar una gran cantidad de criptomonedas por un precio negociado establecido. Los corredores OTC son una fuente crucial de liquidez en el mercado de criptomonedas.

Si bien es imposible saber el tamaño exacto del mercado OTC, sabemos que es enorme. El proveedor de datos de criptomonedas Kaiko incluso estima que los OTC podrían facilitar la mayor parte de todo el volumen de comercio de criptomonedas.

Sin embargo, el problema es que, si bien la mayoría de los corredores de venta libre operan un negocio legítimo, algunos de ellos se especializan en proporcionar servicios de lavado de dinero a delincuentes.

Los corredores OTC generalmente tienen requisitos de conocimiento del cliente KYC mucho más laxos que los intercambios / mercados en los que operan.

Muchos de ellos aprovechan esta laxitud y ayudan a los delincuentes a lavar y retirar fondos, generalmente intercambiando Bitcoin y otras criptomonedas en Tether como una moneda intermediaria estable antes de presumiblemente retirar dinero en efectivo.

A partir de nuestro análisis de las transacciones realizadas por varios grupos criminales, reunimos una lista de los 100 principales corredores OTC que creemos que brindan servicios de lavado de dinero, basados en el hecho de que han recibido grandes cantidades de criptomonedas de fuentes ilícitas.

Esta no es una lista exhaustiva de corredores OTC corruptos; más bien es una muestra que reunimos con base en nuestra experiencia en la investigación del lavado de dinero a lo largo del tiempo. Los llamaremos «Rogue 100».

70 de los corredores OTC en el Rogue 100 están en el grupo de cuentas Huobi que reciben Bitcoin de fuentes ilícitas. 32 de ellos están en el grupo de 810 cuentas que recibieron el Bitcoin más ilícito, y 20 de ellos recibieron US$ 1 millón o más de Bitcoin ilícito en 2019.

En total, estos 70 corredores OTC recibieron US$ 194 millones en Bitcoin de entidades criminales en el transcurso de 2019. Curiosamente, ninguna de esas 70 cuentas Rogue 100 opera en Binance, aunque es posible que algunas de ellas también tengan cuentas allí o en otros intercambios.

Para leer el informe completo de Chainalysis, haga clic aquí.

Este es un fantástico análisis por parte de una empresa con visión de futuro que continúa abriendo nuevos caminos sobre cómo descubrir los patrones de los delincuentes que intentan ocultar sus maniobras financieras ilícitas a través de mundos virtuales.

Esta historia también destaca uno de los principios clásicos de los delincuentes a la hora de lavar sus ganancias obtenidas ilegalmente: siempre eligen el camino de menor resistencia. En resumen, cuando un grupo criminal encuentra una grieta en las defensas ALD/CFT, ya sea un cambista de activos virtuales con una debida diligencia débil, o sin diligencia debida, o un banco físico que hace pocas preguntas sobre el origen de los fondos: acudirán a él.