Cargos de EE.UU. contra Huawei llevan un mensaje: “No mientas a tu banco”

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Esta semana el Departamento de Justicia de EE.UU. presentó 13 cargos contra el gigante chino de telefonía Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, dos filiales — Huawei Device USA Inc. (Huawei USA) and Skycom Tech Co. Ltd. (Skycom) — y su consejera financiera, Meng Wanzhou, quien fue detenida el 1 de diciembre pasado en Canadá siguiendo una orden de arresto estadounidense y ha permanecido desde entonces en Vancouver.

13 cargos contra el gigante chino de telefonía Huawei

Entre los 13 cargos se encuentran los de fraude bancario, violación de las sanciones estadounidenses impuestas a Irán, conspiración para obstruir la justicia y conspiración para lavar dinero. Según las autoridades estadounidenses, tanto la empresa en general como Meng en particular mintieron a las autoridades bancarias para evitar una investigación sobre posible violación del régimen sanciones contra Irán por parte de los acusados. La filial estadounidense trasladó a China empleados que sabían de los negocios de Huawei con Irán a través de Skycom, una subsidiaria en Irán, para evitar que pudieran ser interrogados. Meng formó parte de la junta directiva de Skycom.

Los cargos en este caso se relacionan con un esquema de larga duración de Huawei para engañar a numerosas instituciones financieras internacionales y al gobierno de Estados Unidos con respecto a las actividades comerciales de Huawei en Irán. Como se afirma en la acusación, a partir de 2007, los empleados de Huawei mintieron sobre la relación de Huawei con la compañía en Irán llamada Skycom, afirmando falsamente que no era una filial de Huawei. La compañía también afirmó que Huawei solo tenía operaciones limitadas en Irán y que Huawei no violaba las leyes de EE.UU. u otras relacionadas con Irán.

Después de que se publicara a fines de 2012 y 2013 que Huawei operaba a Skycom como una filial no oficial en Irán y que Meng había ocupado un cargo en la junta directiva de Skycom, los empleados de Huawei, y en particular Meng, continuaron mintiendo a los bancos sobre la relación de Huawei con Skycom. Afirmaron falsamente que Huawei había vendido su participación en Skycom a un tercero no relacionado en 2007 y que Skycom era simplemente el socio comercial local de Huawei en Irán, señala el Departamento de Justicia. En realidad, Skycom era la filial iraní de Huawei, y Huawei había orquestado la venta de 2007 para que apareciera como una transacción entre dos partes no relacionadas, cuando en realidad Huawei realmente controlaba la compañía que había comprado a Skycom.

Como parte de este esquema, Meng presuntamente hizo personalmente una presentación en agosto de 2013 a un ejecutivo de uno de los principales socios bancarios de Huawei, en la que mintió repetidamente sobre la relación entre Huawei y Skycom.

Según la acusación, Huawei dependió de sus relaciones financieras internacionales para sus servicios bancarios que incluían el procesamiento de transacciones en dólares a través de Estados Unidos. Las leyes y regulaciones de los Estados Unidos en general prohíben a estos bancos procesar transacciones relacionadas con Irán a través de Estados Unidos. Los bancos enfrentan sanciones por procesar transacciones que violan las leyes o regulaciones de Estados Unidos. Basándose en las declaraciones de Huawei, estos bancos continuaron sus relaciones con Huawei. Un banco liquidó más de US$100 millones en transacciones relacionadas con Skycom a través de los Estados Unidos entre 2010 y 2014.

“Como se indica en la acusación, Huawei y su directora financiera violaron la ley de Estados Unidos y participaron en un esquema financiero fraudulento perjudicial para la seguridad de Estados Unidos”, dijo el Secretario del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Kirstjen Nielsen. “Llevaron a cabo voluntariamente transacciones de millones de dólares que violaban directamente el Reglamento de Transacciones y Sanciones de Irán, y tal comportamiento no será tolerado”. El Departamento de Seguridad Nacional está enfocado en evitar que actores infames accedan o manipulen nuestro sistema financiero”.

El fiscal general, Matthew Whitaker, ha comparecido en una rueda de prensa junto al director del FBI, Christopher Wray, para anunciar los cargos, que según Whitaker derivan de actividades de la última década y van “hasta lo más alto de la compañía”. Wray, por su parte, ha declarado que los cargos “exponen la descarada desconsideración de Huawei por las leyes estadounidenses y las prácticas comunes globales de negocios” y ha dicho que el gigante chino representa “una doble amenaza tanto a la seguridad nacional (de EE.UU.) como a la económica”.

EE.UU. también solicitó formalmente esta semana la extradición de Meng desde Canadá y un tribunal canadiense determinó que el juicio de extradición comenzará el 6 de marzo.

El Departamento de Justicia intenta también desvincular la presentación de cargos de las negociaciones sobre la guerra comercial que libran Washington y Pekín.