Ex vice presidente de Venezuela acusado de incumplimiento del régimen de sanciones

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

EE.UU. presenta cargos en contra del ex vicepresidente de Venezuela por violar el régimen de sanciones. Tareck El Aissami pagó vuelos privados en efectivo que se canalizaron a través de compañías estadounidenses, según los fiscales.

Estados Unidos presentó la semana pasada cargos contra el Aissami, al que acusa de haber violado las restricciones que le impuso  al viajar a Rusia.

El Departamento de Justicia estadounidense detalló en un comunicado que El Aissami y el empresario Samark José López Bello violaron la prohibición por la que fueron incluidos entre las personas sancionadas por su presunta relación con el narcotráfico al viajar en un avión privado desde Rusia a Venezuela.

Este viaje supone una violación de las restricciones que Estados Unidos impuso al funcionario y al empresario venezolanos cuando los incluyó en la lista de sancionados por narcotráfico del Departamento del Tesoro, en febrero del año pasado.

Las sanciones se impusieron bajo la Ley Kingpin, promulgada en diciembre de 1999 para bloquear las actividades de individuos o de organizaciones extranjeras sospechosas de estar vinculados con el narcotráfico, y que se conoce popularmente como la Lista OFAC o Clinton.

“Las sanciones internacionales restringen las actividades de individuos y países que supuestamente realizan prácticas incompatibles con EE.UU. y les impide beneficiarse económica, política o humanitariamente, así como recibir otro tipo de apoyo estadounidense globalmente”, señaló el fiscal federal Geoffrey S. Berman en un comunicado divulgado.

Las autoridades estadounidenses consideran probado que tanto El Aissami como López Bello violaron estas restricciones al viajar en avión privado desde Rusia a su país de origen, por lo que han presentado cargos contra ambos en la corte federal de Nueva York.

Al incluirle en la lista el año pasado, el Departamento del Tesoro, donde depende la oficina de OFAC, determinó que El Aissami jugaba “un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos”, con destinos que incluyeron México y EE.UU.

En cuanto a López Bello, se le acusó de ser el “testaferro” de El Aissami y de proporcionar “material, apoyo financiero, bienes y servicios” al narcotráfico, explicó hoy un alto funcionario estadounidense en una llamada telefónica con periodistas.