Ex funcionario venezolano se declara culpable de lavado de dinero en conexión con esquema de soborno

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

El ex gerente general de la filial de compras de la empresa energética estatal de Venezuela, Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), se declaró culpable hace unos días en EE.UU. por su participación en un ardid internacional de lavado de dinero que involucra sobornos pagados por los propietarios de empresas en EE.UU. a funcionarios del gobierno venezolano para asegurar corruptamente contratos de energía y prioridad de pago en facturas pendientes.

Cesar Rincón, ciudadano de Venezuela que previamente residía en España, se declaró culpable en el tribunal federal de Houston de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero. El juez de Texas Kenneth M. Hoyt aceptó la declaración de Rincón e impuso una sanción personal de dinero por un monto de US$ 7 millones contra el acusado, quien aceptó una orden de decomiso o forfeiture. La sentencia está programada para el 9 de julio.

Rincón fue arrestado en España en octubre de 2017 y posteriormente extraditado a Estados Unidos después de que un gran jurado federal en Texas devolviera una acusación de 20 cargos contra él y Luis Carlos De León Pérez, Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas; Alejandro Isturiz; y Rafael Ernesto Reiter Muñoz. De acuerdo con las admisiones realizadas en relación con el alegato de César Rincón, entre enero de 2012 y junio de 2013, conspiró con De León, Villalobos, Istúriz, Reiter y otros, todos los cuales eran en ese momento funcionarios de PDVSA, sus subsidiarias o ex funcionarios de otras agencias u organismos del gobierno venezolano, para solicitarles a los vendedores, proveedores de PDVSA sobornos a cambio de proporcionar asistencia a esos proveedores en relación con su negocio en PDVSA.

Específicamente, Cesar Rincón admitió que aceptó sobornos de Roberto Rincón, de Texas, y de Abraham José Shiera Bastidas, de Florida, a cambio de tomar medidas oficiales en su calidad de gerente general de la subsidiaria de compras de PDVSA para ayudar a las empresas de Roberto Rincón y Shiera, incluidas sus empresas con sede en los Estados Unidos, a recibir prioridad de pago y recibir contratos adicionales de PDVSA. Cesar Rincón admitió además que luego conspiró con Roberto Rincón y Shiera para lavar y ocultar el producto del ardid de soborno a través de una serie de transacciones financieras, incluidas transferencias a cuentas en Estados Unidos y Suiza a nombre de personas o entidades a nombre de terceros. Tanto Roberto Rincón como Shiera previamente se declararon culpables en el Distrito Sur de Texas de violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) por sus respectivos roles en el esquema de soborno. Actualmente esperan la sentencia.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, César Rincón también admitió haber solicitado y recibido sobornos de otros propietarios de compañías de energía con sede en Estados Unidos a cambio de su ayuda para que esas personas y sus empresas obtuvieran ventajas en sus negocios con PDVSA y obtener el pago de PDVSA por facturas por delante de otros proveedores. En total, Cesar Rincón admitió haber conspirado con otros para lavar al menos US$7.033.504,71 de ganancias en varios esquemas de soborno en los que participó.

Los cargos contra De León, Villalobos, Isturiz y Reiter siguen pendientes. Cada uno de los cuatro acusados restantes está acusado de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y de uno o más cargos de lavado de dinero. De León y Villalobos también están acusados de un cargo de conspiración para violar la FCPA. De León fue extraditado de España el 9 de marzo, y se ordenó que se lo detuviera en espera de juicio luego de una audiencia de detención celebrada el 10 de abril ante la jueza de Estados Unidos Frances H. Stacy. Villalobos y Reiter permanecen en custodia española en espera de la extradición e Isturiz sigue prófugo.

César Rincón se convierte en el último individuo en declararse culpable como parte de una investigación más amplia y en curso del gobierno de EE.UU. sobre sobornos en PDVSA. Incluyendo a Cesar Rincón, Roberto Rincón y Shiera, el Departamento de Justicia ha anunciado las declaraciones de culpabilidad de un total de 11 individuos en conexión con la investigación.