Ex ejecutivo de SAP admite pagar sobornos “necesarios” en Panamá

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

Un ex director para América Latina de SAP International Inc. se declaró culpable la semana pasada de conspirar para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA por sus siglas en inglés) tras haber sobornando a funcionarios panameños para obtener contratos gubernamentales en el área de la tecnología.

Vicente Eduardo García, de 65 años, de Miami, se declaró culpable de un cargo de conspiración para violar las disposiciones antisoborno de la FCPA. La sentencia, por parte del juez en California, está prevista para el 16 de diciembre.

García y los otros delincuentes utilizaron contratos y facturas falsas para ocultar los sobornos, señaló el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

García también llegó a un acuerdo por una acción legal de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) que lo acusaba de haber organizado un esquema de corrupción para el pago de sobornos. El Departamento de Justicia de EE.UU. señala que a finales de 2009, SAP buscó obtener un contrato con una agencia gubernamental de Panamá para proveerle un paquete actualizado de tecnología.

Una investigación de la SEC encontró que García orquestó un plan para pagar sobornos por US$ 145.000  a un funcionario del gobierno y se comprometió a pagar a otros dos para obtener cuatro contratos para vender software de SAP al gobierno panameño. Esencialmente llevó a que SAP, que tiene su sede en Alemania y ejecuta la mayor parte de sus ventas a través de una red de socios corporativos de todo el mundo, vendiera software a un socio en Panamá con descuentos de hasta un 82%.

“Estos excesivos descuentos permitieron a los socios crear una “caja negra” financiada con las ganancias excesivas producto de las ventas para utilizar ese dinero para pagar los sobornos a funcionarios del gobierno panameño así SAP podía  vender el software”, señala la SEC. García también recibió dinero de este fondo secreto.

García conspiró con asesores y consultores SAP para sobornar a dos funcionarios del Gobierno de Panamá, y el agente de un tercer oficial.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, García dijo que creía que los sobornos eran “necesarios para asegurar tanto el contrato inicial como contratos gubernamentales adicionales”.

La SEC llegó a un acuerdo con García a través de una medida administrativa y no llevó el caso a tribunales. García violó las disposiciones anticorrupción y de controles internos de la FCPA, según la orden de la SEC.

Para resolver con la SEC, García accedió a pagar US$ 92.395, que es la suma de US$ 85.965 – la cantidad total de sobornos que recibió – más los intereses anteriores a la sentencia de US$ 6.430.

Los sobornos ayudaron a socio de Panamá de SAP obtener un contrato para actualizar tecnología valorado en US$14,5 millones, incluyendo US$ 2,1 millones en licencias de software para SAP.

El gobierno de Panamá luego otorgó al socio en el canal más contratos que incluían adicionales productos SAP por un valor de US$1,2 millones.

Según la orden de la SEC:

  • El ardid duró entre 2009 y 2013.
  • García, para esquivar los controles internos de SAP, presentó varios documentos para ser aprobados por SAP donde mentía sobre las razones para otorgar los excesivos descuentos al socio local.
  • García utilizó su cuenta de correo electrónico de SAP y su cuenta de correo electrónico personal para comunicar los detalles de la trama de sobornos e incluso identificar a los funcionarios del gobierno y los montos de sobornos.
  • En un correo electrónico a un funcionario del gobierno, García adjuntó una carta con el membrete de SAP detallando reuniones ficticias en México conforme a lo solicitado por el funcionario para justificar un viaje allí con falsas excusas. Al día siguiente, García envió un correo electrónico preguntando: “¿Alguna noticia…? ¿Estaba bien el documento para él? ¿Puedes pedirle que finalice el acuerdo para nosotros en febrero-marzo, necesito entre US$ 5 y US$ 10 millones?”.

SAP, con sede en Alemania y que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York, provee servicios en más de 180 países y cuenta con más de 68.000 empleados.

Lea aquí la acción penal del Departamento de Justicia

Lea aquí el acuerdo con la SEC