Airbus paga US$ 4.000 millones para resolver acusaciones internacionales de soborno

Facebooktwitterredditlinkedinmail

Airbus pagó US$4.000 millones para llegar a un acuerdo por acusaciones de soborno global y prácticas comerciales con las autoridades de Francia, Reino Unido y EE.UU. el viernes después de una investigación de ocho años iniciada por un denunciante británico. Airbus pagó al fiscal francés Parquet National Financier (PNF) alrededor de US$ 2.300 millones. Es la mayor sanción por violaciones a las obligaciones antisoborno de las autoridades francesas.

En el Reino Unido, la compañía aeroespacial con sede en Toulouse celebró un acuerdo de enjuiciamiento diferido (DPA por sus siglas en inglés) de tres años con la Serious Fraud Office (SFO), y pagó US$ 1.090 millones para resolver acusaciones de violación de la UK Bribery Act (Ley de Soborno del Reino Unido). La conducta cubierta por el DPA del Reino Unido tuvo lugar entre 2011 y 2015 en Sri Lanka, Malasia, Indonesia, Taiwán y Ghana.

Según el DPA del Reino Unido, Airbus acordó desembolsar US$ 649 millones y pagar una multa de US$441 millones.

En Estados Unidos, Airbus firmó un DPA con el Departamento de Justicia y pagó un total de US$ 582,4 millones para desestimar los cargos de conspiración para violar la FCPA y el Reglamento Internacional de Tráfico de Armas (ITAR). Airbus pagó US$$ 294.5 millones para resolver los cargos de FCPA y US$ 232,7 millones para los cargos de ITAR.

Airbus también devolvió (forfeit) al Departamento de Justicia una fianza de US$ 55 millones en una acción de decomiso civil. El Departamento de Justicia dijo que el bono era «trazable a los ingresos de la conducta relacionada con ITAR». En el DPA, el Departamento de Justicia impuso una sanción penal de US$ 2.090 millones por delitos relacionados con FCPA. El Departamento de Justicia acordó otorgar crédito por los montos pagados al fiscal francés PNF hasta US$1.800 millones.

La multa de US$ 2.090 millones del DOJ hace que esta sea la mayor acción de cumplimiento de la FCPA. El acuerdo de Petrobras de US$ 1.780 millones en 2018 previamente encabezó la lista de las mayores acciones por incumplimiento de la FCPA.

El Departamento de Justicia presentó una acusación penal en un tribunal federal en Washington, D.C., que detallaba los cargos de soborno e infracciones comerciales. Las violaciones relacionadas con la FCPA se derivaron de un plan para sobornar a funcionarios chinos y otros funcionarios extranjeros para vender aviones.

El presidente de Airbus, Denis Ranque, señaló en un comunicado el viernes: “Los acuerdos a los que hemos llegado hoy dan vuelta la página sobre prácticas comerciales inaceptables del pasado. El fortalecimiento de nuestros programas de cumplimiento en Airbus está diseñado para garantizar que tal mala conducta no pueda volver a ocurrir». Señaló que la decisión de Airbus para “reportar voluntariamente y cooperar con las autoridades fue la correcta”.

Según reporta FCPA Blog, la investigación del Reino Unido sobre Airbus comenzó primero. Se activó cuando un ex director de programa de una compañía llamada GPT Special Project Management Ltd. contactó a investigadores del Reino Unido en 2011. Les dijo que intermediarios de la compañía dieron a funcionarios de Arabia Saudita «autos de lujo, joyas y maletines de efectivo» en un aparente intento de facilitar la aprobación de un contrato de comunicaciones de £ 2.000 millones.

Siempre según FCPA Blog, el denunciante era el teniente coronel Ian Foxley, un graduado de Sandhurst que había pasado 24 años en el ejército británico antes de trabajar para GPT. GPT era una subsidiaria de EADS (European Aeronautic, Defense & Space Co.). EADS pasó a llamarse Airbus SE en 2015.

En agosto de 2012, la SFO anunció una investigación criminal sobre GPT y aspectos de su negocio en Arabia Saudita. A finales de 2012, la policía alemana allanó y registró las oficinas alemanas de EADS. Los fiscales en Munich dijeron en diciembre de 2014 que la compañía estaba bajo investigación por soborno relacionado con contratos de seguridad fronteriza en Rumania y Arabia Saudita.

La SFO abrió una mayor investigación de Airbus SE en agosto de 2016.

En 2016, la agencia del Reino Unido Export Finance suspendió la financiación de Airbus debido a la falta de transparencia con los pagos de terceros. Francia y Alemania también suspendieron los fondos de exportación. La financiación se restableció más tarde.

En marzo de 2017, Airbus dijo que los investigadores franceses también habían abierto una investigación preliminar. El PNF de Francia basó su investigación en las mismas acusaciones que la SFO estaba revisando.

En noviembre de 2017, Airbus dijo en un comunicado de la compañía que encontró «imprecisiones en los documentos presentados» ante el Departamento de Estado deEE.UU.de conformidad con las regulaciones del tráfico internacional de armas (International Traffic in Arms Regulations).