US$ 50 millones de recompensa para dos denunciantes anónimos en EE.UU.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedinmail

La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. anunció esta semana recompensas por un total de US$ 50 millones a dos denunciantes cuya información de alta calidad ayudó a la agencia a iniciar una acción de cumplimiento exitosa. Un informante recibió una recompensa de US$ 37 millones y el otro recibió una de US$ 13 millones. La recompensa de US$ 37 millones es la tercera más alta otorgada la SEC hasta la fecha después de la de US$ 50 millones otorgada en marzo de 2018 a denunciantes conjuntos y la de más de US$ 39 millones anunciado en septiembre de 2018.

“Los denunciantes como a los que se les otorgan hoy la recompensa pueden ser la fuente de pruebas y una asistencia indispensable que fortalece la capacidad de la agencia para proteger a los inversionistas y los mercados de capital”, dijo Jane Norberg, Jefe de la Oficina de Denuncias de la SEC. “Estas recompensas muestran cuán importantes pueden ser los informantes importantes para la investigación y la capacidad de la agencia para llevar un caso a una resolución exitosa y eficiente”.

La SEC ha otorgado aproximadamente US$ 376 millones a 61 individuos desde que otorgó su primera recompensa en 2012. Todos los pagos se realizan con un fondo de protección al inversionista establecido por el Congreso que se financia completamente mediante sanciones monetarias pagadas a la SEC por infractores de la ley de valores. Ningún dinero ha sido tomado o retenido de los inversores perjudicados para pagar los premios de los denunciantes. Los denunciantes pueden ser elegibles para un premio cuando proporcionan voluntariamente a la SEC información original, oportuna y creíble que conduce a una acción de cumplimiento exitosa. Los premios de los denunciantes pueden oscilar entre el 10% y el 30% del dinero recaudado cuando las sanciones monetarias superan el millón de dólares.

Hasta ahora la SEC ahora ha otorgado US$ 376 millones a 61 denunciantes individuales desde su primera recompensa en 2012. Los denunciantes pueden ser elegibles para una recompensa cuando brindan voluntariamente a la SEC “información original, oportuna y creíble” que conduce a una acción de cumplimiento exitosa.

La mayor recompensa por denuncia fue de US$ 50 millones, compartido por dos ex empleados de Merrill Lynch en marzo de 2018. Un tercer ex empleado de Merrill Lynch recibió US$ 33 millones en el mismo caso.

La SEC protege la confidencialidad de los informantes y no divulga información que pueda revelar la identidad de un informante como lo exige la Ley Dodd-Frank.