Los “whistleblowers” o denunciantes en el área de cumplimiento preocupan a muchas organizaciones

Facebooktwitterredditlinkedinmail

Una encuesta realizada por la firma de abogados especializada en empleos y recursos laborales con sede en San Franciso Littler Mendelson a unos 500 asesores legales, oficiales de recursos humanos y altos ejecutivos encontró que el 60% teme que el hecho de recompensar a oficiales de cumplimiento por denunciar actos irregulares dentro de las organizaciones crea incentivos para que los profesionales de cumplimiento se enfoquen en reportar posibles problemas a los reguladores con la esperanza de obtener un premio, por lo que la gerencia se puede mostrar reticente a comunicar al área de cumplimiento ciertos problemas.

«Hay una gran cantidad de riesgos para los empleadores si ignoran el hecho de que los oficiales de cumplimiento pueden ejercer una gran presión», dijo Edward Ellis, copresidente de la práctica de denuncia y ética corporativa del grupo. «La SEC ha hecho un claro esfuerzo para obtener más denunciantes con conocimiento de los programas de cumplimiento de sus empresas».

En la encuesta se les preguntó a los profesionales, por ejemplo, si el hecho de que la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC) haya otorgado dos recompensas por denuncias a los oficiales de cumplimiento y esté alentado públicamente a esas personas a reportar la mala conducta a los reguladores o agencias gubernamentales, qué tanto afecta a las operaciones de las organizaciones.

A medida que la SEC continúa aplicando una variedad de herramientas para aumentar la calidad y cantidad de información por parte de denunciantes, los encuestados expresaron cierta preocupación por el foco que está dando la agencia en donde se insta a los oficiales de cumplimiento para que reporten actos indebidos al gobierno.

En agosto de 2014, Sean McKessy, jefe de la Oficina del Denunciantes de la SEC, dijo que estas personas «a menudo están al tanto de la información específica, oportuna y creíble que pueden prevenir un inminente fraude inminente o detener uno que ya esté ocurriendo».

Casi un cuarto de los encuestados (22%) indicó que este enfoque probablemente disuada a los ejecutivos de expresar preocupaciones al departamento de cumplimiento por temor a que la información termine siendo reportada al gobierno. El mismo porcentaje (22%) expresó su preocupación de que este enfoque socavará la eficacia del departamento de cumplimiento si los individuos se centran en la presentación de informes a los organismos gubernamentales para recoger recompensas en lugar de cumplir con sus responsabilidades laborales.

Se espera que los oficiales de cumplimiento sean los ojos y oídos de sus organizaciones, centrándose en la identificación del fraude o la mala conducta a la vez que garantizan altos estándares éticos y el cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables. La naturaleza de sus responsabilidades es que a menudo obtienen información sobre el funcionamiento interno de una empresa, y con base a esta situación el 16% de los encuestados expresó su preocupación de que el enfoque de la SEC sobre los oficiales de cumplimiento para que actúen como denunciantes incentivaría a estas personas a aprovechar su acceso a la información sensible para asegurar recompensas.

El choque inherente entre el papel del oficial de cumplimiento (para proteger a las empresas de los lapsos de cumplimiento) y los incentivos crecientes para reportar actos indebidos y recibir significativas recompensas monetarias debería llevar a una mayor alerta y a la necesidad de crear una mayor urgencia entre los empleadores para revisar sus existentes programas de cumplimiento.

Una vez finalizado, el Best Practices for Protecting Whistleblowers and Preventing and Addressing Retaliation  de Occupational Safety and Health Administration’s (OSHA) (mejores prácticas para proteger a los denunciantes y prevenir y frenar represalias) proporcionará orientación a los empleadores sobre cómo alentar a los denunciantes a que reporten dentro de la empresa en primer lugar. Se estima que esta guía estará lista para fin de este año.

Haga clic aquí para ver la encuesta