Después de una serie de escándalos en la UE, los bancos holandeses se unen para compartir datos y algoritmos para fortalecer el cumplimiento ALD/CFT

Varios de los grupos bancarios holandeses más grandes están optando por incrementar los esfuerzos cuando luchan contra el crimen financiero tras los escándalos masivos de lavado de dinero europeos que han suscitado sospechas e investigaciones en Ámsterdam y los Países Bajos.

Gigantes de los servicios financieros, incluidos ING Groep NV, Rabobank y ABN Amro Bank NV, están trabajando en un esfuerzo conjunto para compartir información sobre transacciones que se producen en varios bancos y jurisdicciones en un intento por identificar mejor los signos reveladores de actividad ilícita y vínculos más amplios con organizaciones interconectadas más grandes grupos criminales.

El nombre de la iniciativa se llama Transaction Monitoring Netherlands (TMNL), con una administración general proveniente de la asociación bancaria de Holanda: Dutch Banking Association (NVB).

“En los próximos seis meses, los bancos estudiarán si esto es factible dados los desafíos técnicos y legales involucrados”, dijo NVB en un comunicado, agregando que otros bancos podrían unirse a esta iniciativa en una etapa posterior.

NVB estima que circulan en los Países Bajos 16 mil millones de euros en fondos contaminados por delincuentes, la mayoría de los cuales están relacionados con el tráfico ilícito de drogas, un “grave problema social”.

“Los bancos lo ven como un deber público importante para ayudar a resolver este problema”, dijo el presidente de NVB, Chris Buijink, en un comunicado. “Quieren deshacerse de sus sistemas de criminalidad y están invirtiendo fuertemente” en sistemas de cumplimiento, tecnología y monitoreo para ese fin.

En los nuevos planes de monitoreo de transacciones, los bancos cooperarían más agresivamente con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el Servicio de Fiscalía, FIOD y, por ejemplo, los ministerios.

El año pasado, bajo obligaciones ALD, los bancos informaron 68.000 transacciones inusuales a la UIF, con un estimado de 15.000 de estas transacciones descritas por los analistas de la UIF como sospechosas. Los cinco bancos involucrados manejan 9.8 mil millones de transacciones de pago cada año, lo que equivale a 27 millones de transacciones diarias.

La lucha contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo es una prioridad importante para los bancos.

Se estima que actualmente entre 5.500 y 6.000 empleados bancarios en los Países Bajos trabajan directamente y a tiempo completo en este problema. De hecho, este es un tema de atención para todos los empleados bancarios y el problema también está siendo abordado activamente por los bancos a nivel internacional.

Además de que los bancos se responsabilicen, el tratamiento efectivo del lavado de dinero requiere un enfoque nacional.

La iniciativa de los bancos sigue directamente el Plan de Acción contra el Lavado de Dinero presentado por los Ministros Hoekstra (Finanzas) y Grapperhaus (Justicia y Seguridad) en julio. Los bancos están apoyando activamente este plan. Esta iniciativa es un importante paso siguiente para unirse y combatir la criminalidad financiera grave.

La medida es claramente una respuesta al escándalo del Danske Bank, todavía retumbante, que vio al prestamista más grande de Dinamarca enfrentarse a una gran cantidad de investigaciones, acusaciones y recriminaciones en varios países por su (inadecuado) monitoreo, informes y manejo de unos 200 mil millones de euros, en transacciones potencialmente sospechosas vinculadas a Rusia entre 2007 y 2015.

El escándalo expulsó a algunos de los principales líderes de los bancos en Dinamarca y Suecia e incluso colocó a los reguladores de las regiones bajo un estricto escrutinio.

No es sorprendente que la Comisión y el Parlamento de la UE hayan expresado inquietudes y hayan presentado medidas formales para crear un organismo de aplicación de la ley antilavado de dinero (ALD) que coloque a los reguladores de los estados miembros, no solo a los bancos, en el banquillo por falla en el cumplimiento.

Si bien habrá muchos desafíos técnicos, legales y de privacidad en este esfuerzo holandés, tiene un gran potencial para mejorar la eficiencia y la efectividad del cumplimiento de los delitos financieros y las investigaciones en las regiones involucradas.

Muchos bancos grandes de EE.UU. e internacionales ya han estado participando en esfuerzos similares, durante la última década, reuniendo los datos sobre clientes y transacciones junto con indicios de fraude, lavado de dinero y otros delitos financieros como una “asociación de bancos” bajo el amplio puerto seguro de la sección 314 (b) de la Ley USA Patriot.

Los esfuerzos han hecho que sea más difícil para un delincuente que realiza actividades ilícitas en un banco simplemente cruzar la calle hacia otra institución y comenzar a hacer las mismas cosas allí. Los bancos holandeses tienen un camino difícil por delante para reflejar mejoras similares, pero la facilidad para compartir el monitoreo de transacciones podría ser un poderoso primer comienzo.

Boletín Semanal

Complete el siguiente formulario para recibir el Boletín Semanal de Noticias de la ACFCS, Delitos Financieros 360°, y de esta manera poder mantenerse actualizado sobre todo lo que ocurre en el campo de los Delitos Financieros, así como conocer los próximos eventos de la asociación como las conferencias internacionales, seminarios y webinarios de capacitación profesional (para miembros y no miembros), alianzas con universidades, entre muchos otros beneficios.



Facebook debe abordar los riesgos de financiamiento ilícito e implementar las controles ALD con su nueva criptomoneda

En 2020, la nueva filial de Facebook, Calibra, comenzará a operar un ecosistema de mercado basado en blockchain, alimentado por el nuevo token digital Libra.

La billetera digital Calibra debe permitir a los usuarios de todo el mundo comprar todo tipo de bienes y servicios. Los delincuentes, los terroristas y ciertos gobiernos que también han estado utilizando las plataformas de redes sociales durante años; migrarán rápidamente al ecosistema de Calibra si resulta exitoso.

Esto es lo que Facebook debe hacer para abordar la caja de Pandora de consecuencias no deseadas que está a punto de abrir:

Crear una Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para Calibra. Muchos grandes bancos internacionales y compañías de pago tienen UIF para investigar delitos financieros y violaciones a las normativas que pueden ocurrir a través de su institución.

Los profesionales de la UIF normalmente son expertos en actividades relacionadas con lucha contra el lavado de dinero, financiamiento del terrorismo, sanciones, aplicación de la ley y / o análisis de inteligencia. Si Calibra termina como pretende Facebook como una operación global masiva, será necesario que haya equipos en múltiples zonas horarias que traten los casos sospechosos de financiamiento ilícito.

 

Las UIF responden a las consultas externas de las agencias de ley, pero también inician investigaciones basadas en el análisis interno de las transacciones de los clientes. Sin embargo, a diferencia de estas unidades en bancos o compañías de tarjetas de crédito, la UIF de Calibra deberá analizar las transacciones de la cadena de bloques o blockchain.

El grupo de analistas profesionales de blockchain en el mundo es relativamente escaso, pero parece que Facebook ya está buscando esta experiencia. Un mes antes de anunciar el proyecto Calibra, Facebook publicó un anuncio de trabajo para un investigador de amenazas en el mundo de Blockchain, o Blockchain Threat Investigator..

Libra está posicionado para convertirse en un activo de cifrado para la generalidad de la población, más líquido y accesible que cualquier otro token hasta el momento. Su despliegue podría ser la marea creciente que levante todos los barcos criptográficos. Sin embargo, Calibra y las autoridades financieras deben saber que parte de ese uso en aumento puede tender hacia mercados darknet, mercados en la red oscura.

La UIF de Calibra debería tomar la iniciativa en el seguimiento del lavado de dinero de Libra incluso fuera de la plataforma de Calibra. Facebook podría argumentar que no puede ser considerado responsable por los actores ilícitos que utilizan libras fuera de la red de Calibra o por las libras que se intercambian por otras fichas que luego se utilizan en transacciones ilícitas.

Sin embargo, las autoridades financieras van a ver a Libra como el “bebé” de Facebook. Aunque cualquiera puede rastrear la cadena de bloques de Libra, Calibra tendrá un entendimiento más íntimo de la ficha, por lo que las autoridades a menudo terminarán golpeando en su puerta.

Calibra ya está registrada como un MSB o Negocio de Servicios Monetarios, una empresa de servicios de dinero ante los reguladores de EE.UU., lo que significa que tendrá que aceptar a sus usuarios a través de rigurosos procedimientos ALD/CFT y de conocimiento del cliente, KYC.

Al igual que los principales intercambios de criptomonedas, Calibra tendrá que verificar la identidad de las personas que usan las billeteras de Calibra, lo que debería mitigar el uso ilegal de Libra.

La brecha en los controles ALD/CFT de Calibra es que Libra operará con otras carteras de criptomonedas. Por lo tanto, cualquier persona podrá enviar libras a carteras sin custodia que contengan otras criptomonedas.

Es probable que haya intercambios descentralizados que permitan a las personas intercambiar anónimamente Libra por monedas de privacidad y viceversa. Uno puede imaginarse una industria de lavadores de dinero que se especialicen en el intercambio de monedas de privacidad por Libras.

Calibra debería asumir un papel de supervisor o policía de blockchain. Aunque desagrada a muchos idealistas criptográficos ultra libertarios, esto realmente ayudaría a mantener la integridad del ecosistema de la criptomoneda. Durante mucho tiempo se ha argumentado que el sector privado necesita construir estructuras para autovigilar la actividad ilícita en la cadena de bloques. Los nuevos estándares regulatorios globales traerán un mayor control de la aplicación de la ley sobre los riesgos de lavado de dinero que surgen de las criptomonedas.

Facebook debería establecer criterios claros sobre quién gobernará, tendrá control de su red de blockchain. Facebook está creando una fundación registrada en Suiza, la Asociación de Libra, para coordinar las diversas organizaciones que ejecutarán los nodos informáticos que validan las transacciones de la cadena de bloques de Libra.

La asociación incluirá empresas, organizaciones sin fines de lucro, universidades e instituciones multilaterales. Al principio, la ejecución de un nodo estará restringida a organizaciones seleccionadas. Pero eventualmente, la membresía se volverá “sin permiso” y los nodos con la mayor cantidad de Libra serán elegibles para formar parte del Consejo de Asociación de Libra o Libra Association Council. El consejo gobernará la cadena de bloques de Libra y administrará la reserva de monedas del mundo real que respaldará la ficha de Libra. Tomará decisiones por mayoría de votos.

El modelo de gobierno descentralizado y stateless (sin estado) de Libra podría ser explotado por regímenes autoritarios inteligentes que buscan apalancarse en la economía global. Si bien Facebook quiere que la estructura de gobierno de Libra sea apolítica y geográficamente diversa, actualmente no parece haber protecciones para prevenir tomas políticas hostiles del Consejo de Asociación de Libra.

Podrían surgir complicaciones legales en materia de sanciones. ¿Corea del Norte, Irán u otras naciones bajo las sanciones de Estados Unidos ejecutarán nodos en la red de Libra? Si el dólar forma parte de la reserva de Libra, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos intentará impedir que cualquiera en su lista negra se beneficie de él.

El mercado basado en la cadena de bloques de Calibra podría expandir el comercio, beneficiando a los recién llegados a las finanzas globales. Pero la tecnología blockchain no elimina la criminalidad, el financiamiento del terrorismo, la evasión de sanciones o el autoritarismo del estado-nación.

Para que la empresa de la cadena de bloques de Facebook tenga éxito a largo plazo, los clientes tendrán que estar seguros de que sus transacciones en criptomonedas no los vincularán a actividades ilegales. Por lo tanto, Calibra debe prepararse para ingresar al mundo de la lucha contra las finanzas ilícitas.

Los principales funcionarios del Banco de Inglaterra y el Banco Central de Francia han expresado su preocupación por Libra desde una perspectiva de prevención del lavado de dinero, lo que significa que Facebook deberá mostrar controles de cumplimiento estrictos que se mueven al ritmo de posibles aspiraciones económicas y de valoración transformadoras.

Esto se vuelve aún más importante con la publicación final de la guía de cumplimiento de delitos financieros de moneda criptográfica por parte del GAFI. En resumen, Facebook deberá cumplir los mismos estándares que los bancos tradicionales en lo que respecta a los programas ALD/CFT, a contar con un oficial de cumplimiento, y con plena experiencia y pericia en investigación y sistemas.

Además, Facebook enfrenta el desafío adicional de no solo complacer a un regulador o un cuadro de reguladores en una jurisdicción, como, por ejemplo, FinCEN, OCC, Reserva Federal y FDIC en EE.UU.

Esta nueva moneda y su organismo de supervisión interna se enfrentarán al escrutinio de los reguladores e investigadores de todo el mundo. Por lo tanto, es vital que a medida que esta moneda se vuelva realidad, Facebook debe ser creativa, curiosa, innovadora y agresiva al imaginar cómo los delincuentes, los estafadores, los lavadores de dinero y los evasores de sanciones pueden jugar con el sistema y vencerlo.

Las autoridades de Europol, Holanda y Luxemburgo cierran el sitio de lavado de cifrado Bestmixer.io en una primera medida de este tipo

Las autoridades europeas han cerrado lo que llamaban uno de los servicios de mezcla de criptomonedas (mixer) más grandes del mundo, una máquina virtual de lavado de dinero utilizada para enturbiar el camino de las transacciones para hacer más difícil que los investigadores rastreen los activos digitales teñidos criminalmente: una medida significativa que envía un mensaje a los ciudadanos de la dark web en todo el mundo.

Europol, el Servicio de Información e Investigación Fiscal (FIOD) de Holanda y las autoridades de Luxemburgo la semana pasada atacaron Bestmixer.io en el mundo real y en línea después de una investigación de casi un año, capturando seis servidores en los Países Bajos y Luxemburgo y desconectando el sitio.

Europol describe a Bestmixer como “uno de los servicios de mezcla de criptomonedas líderes en el mundo”, uno de los tres servicios de mezcla más grandes para criptomonedas que ofrecía servicios para mezclar las criptodivisas bitcoins, bitcoin cash y litecoins.

El cierre del sitio de mezcla se produce después de que las autoridades estadounidenses e internacionales en los últimos años se unieran para identificar y aplastar muchos de los mercados de redes oscuras más grandes de la web oscura y los intercambios de divisas virtuales relacionados, operaciones que en muchos casos tuvieron pocos o ningún procedimiento de cumplimiento ALD.

El anuncio se produce pocas semanas después de que la Red de Control de Delitos Financieros del Tesoro de los EE.UU. (FinCEN) emitiera una guía sobre las transacciones criptográficas y los acuerdos que infringen las normas ALD, esencialmente declarando que si alguien, como persona o empresa, incluidas las transacciones P2P, toma, mueve y transformar el valor criptográfico en monedas fiduciarias para otros como un negocio, debe ser considerado transmisor de dinero y debe tener un programa de cumplimiento.

La medida también se produce en un contexto más amplio en el que múltiples autoridades de diferentes jurisdicciones de todo el mundo continúan debatiendo qué son realmente las monedas criptográficas: dinero, valores o un sueño ficticio, en anticipación a las declaraciones sobre la tecnología por parte del Grupo de Acción Financiera (FATF) que se espera para las próximas semanas.

“La toma de Bestmixer muestra un aumento en las actividades de aplicación de la ley en los servicios puros de criptografía a criptografía”, dijo a CoinDesk Dave Jevans, CEO de CipherTrace.

“Esto se da a luego de la regulación AMLD5 de Europa y de las opiniones expresadas por FinCEN de EE.UU. de que los servicios de criptografía a criptografía se consideran negocios de servicios monetarios y deben cumplir con esas regulaciones. Esta es la primera confiscación pública de un servicio de mezcla de bitcoins, y muestra que no solo los mercados en la dark web están sujetos a la aplicación de la ley penal, sino que también existen otros servicios”.

El servicio comenzó en mayo de 2018 y alcanzó una facturación de al menos US$ 200 millones, aproximadamente 27,000 bitcoins, en un año y “garantizó que los clientes permanecerían en el anonimato”, según los investigadores.

Una compañía “de mezcla de criptomonedas o tumbler es un servicio que se ofrece para mezclar fondos de criptomonedas potencialmente identificables o “manchados” con otros, para ocultar el rastro a la fuente original del fondo “, según Europol, y agrega que los usuarios pagan las tarifas por servicio, que luego reciben como fondos de una dirección aparentemente nueva y limpia.

Tal característica es una bendición para los criminales y estafadores que intentan forzar a las víctimas a pagar rescates en monedas criptográficas mientras intentan obstaculizar los esfuerzos de las fuerzas del orden para descubrir sus nefastos vínculos con el mundo físico a través de cadenas de bloques típicamente transparentes.

Los investigadores sabían que tenían que acabar con Bestmixer ya que muchos caminos conducían a bloqueos de información en el sitio.

“Muchas de las criptomonedas mezcladas en Bestmixer.io tenían un origen o destino criminal”, dijo Europol. “En estos casos, el mezclador probablemente se usó para ocultar y lavar flujos de dinero sucio”.

El FIOD comenzó la investigación en junio de 2018 con el apoyo de la empresa de seguridad de Internet McAfee.

El FIOD de Holanda declaró que ha “reunido información sobre todas las interacciones en esta plataforma en el último año”, incluidas las direcciones IP, información de las transacciones, las direcciones de bitcoins y los mensajes de chat. “Esta información ahora será analizada por la FIOD en cooperación con Europol y los paquetes de inteligencia se compartirán con otros países”.

Este es un movimiento poderoso y sin precedentes por parte de las autoridades de la UE que, como EE.UU. y el Reino Unido, busca activamente centros de lavado de dinero en los mundos real y virtual. Un objetivo de alto perfil: una empresa de criptografía que ofrece servicios de forma activa y descarada para esencialmente lavar y limpiar el valor digital.

Esto es algo que los delincuentes, los estafadores y los bandidos de criptografía de todas las tendencias deben percatarse.

Los investigadores globales no solo están apuntando a estos portales de lavado ilícitos, sino que están capturando agresivamente los datos de los usuarios y otros sitios maliciosos, y compartiendo esos detalles con los socios de las fuerzas del orden público.

Colombia, tareas pendientes tras la evaluación del GAFI: identificación del beneficiario final, APNFD, financiamiento del terrorismo

*Juan Pablo Rodríguez C

**René M. Castro V

 Colombia recibió en junio de 2017, la visita del Fondo Monetario Internacional – FMI y el Grupo de Acción Financiera Internacional de Latinoamérica – GAFILAT para revisar las medidas de lucha contra el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo (ALA/CFT) vigentes en Colombia a la fecha de la visita y acaba de recibir el Informe de Evaluación Mutua de la Cuarta Ronda[1]. Este informe presenta una completa revisión de la efectividad del sistema antilavado de activos y contra el financiamiento del terrorismo de la República Colombia, el nivel de efectividad del sistema ALA/CFT de Colombia y el nivel de cumplimiento de las Recomendaciones del GAFI (versión 2012).

La Evaluación Mutua del FMI se llevó a cabo con base en la Metodología del GAFI de 2013 para evaluar el cumplimiento técnico de las recomendaciones y la efectividad de los sistemas ALA/CFT, en consecuencia, el cumplimiento técnico se evalúa, así:

La evaluación de la efectividad tiene por objeto: (a) mejorar el enfoque del GAFI sobre los resultados, (b) identificar el grado en que el sistema nacional ALA/CFT está logrando los objetivos de los estándares del GAFI, e identificar las debilidades sistémicas, y (c) permitir a los países dar prioridad a las medidas para mejorar su sistema. A los efectos de esta Metodología, la efectividad se define como “el grado en que se logran los resultados definidos”.

La efectividad se evalúa, así:

 

El Informe de Evaluación Mutua del FMI se escribió con base en en el glosario, las siglas de las 40 Recomendaciones del GAFI, la Guía de Metodología de Evaluación del GAFI, el Formato de Informe del GAFI, y por esa razón la lectura de estos documentos de forma previa es determinante para el entendimiento de la evaluación misma.

En este primer artículo vamos a comentar los hallazgos encontrados por el FMI, que deben ser atacados por todos los sectores involucrados, no solo los supervisores y los sujetos obligados, sino por la comunidad en general:

Según el Informe dentro de los hallazgos se encuentra lo siguiente: “Los sistemas y herramientas de supervisión antilavado de activos y contra la financiación del terrorismo (ALA/CFT) no están completamente en línea con el enfoque basado en riesgo y existen importantes brechas en la supervisión de las actividades y profesiones no financieras designadas (APNFD). (el subrayado es nuestro).  En este punto, es importante anotar que los supervisores deben reforzar su trabajo para establecer un enfoque basado en riesgo (“Risk-Based Approach”) de manera efectiva y aplicar las mejores prácticas utilizadas a nivel internacional, tales como un Sistema de Administración de Riesgo (SAR) basado en el estándar ISO31000:2018 Gestión de Riesgo, y en el estándar ISO 19600 sobre Sistema de Gestión de Cumplimiento desarrollados por la ISO[2].

Además, capítulo aparte merece el trabajo de supervisión sobre las actividades y profesiones no financieras designadas (APNFD). En nuestro país, se ha empezado a trabajar muy tímidamente sobre las APNFD, desconociendo el riesgo que esas profesiones generan en materia de lavado de activos y financiación del terrorismo. Es necesario que el gobierno y los reguladores no sólo emitan normatividad ALA/CFT sobre este sector, sino que empiecen a mostrar resultados sobre las acciones y normatividad aplicadas.

Uno de los hallazgos más representativos y sobre el cual el gobierno debe trabajar inmediatamente es que según el Informe: “Colombia investiga y procesa el lavado de activos de manera efectiva, pero no de manera acorde con sus riesgos de lavado de activos. (el subrayado es nuestro). En diferentes foros y documentos hemos expresado que desconocer los riesgos reales de LAFT no es una opción y, además, creer que somos los mejores en el control del riesgo LAFT en Latinoamérica nos hace pasivos y no nos permite ver la realidad del riesgo de lavado de activos y financiación del terrorismo, sabiendo que somos un país con un sinnúmero de delitos asociados al lavado de activos y financiación del terrorismo.

El Informe determina que Colombia ha desconocido la realidad del monto total del dinero que se lava en el país, al decir que: Una serie de estimaciones de los montos de dinero que se blanquean en Colombia ilustra el grado de LA en Colombia. Las autoridades estimaron la cifra en 5,4% del PBI, pero la evaluación de los números actuales apunta a que el porcentaje de lavado de activos en el PBI puede ser mayor. En un estudio del Banco Mundial, se estimó que el volumen de activos lavados en la economía colombiana asciende a 7,5% del PBI. Colombia es el principal productor de cocaína en el mundo, como así también un país de origen de la heroína y la marihuana. El primer impulsor de la producción de drogas son los mercados extranjeros.” (el subrayado es nuestro). Todo lo anterior demuestra que hemos minimizado el problema no solo por la gravedad sino por el monto del dinero lavado.

También nos hemos equivocado en la percepción de que estamos muy bien en el control del riesgo del lavado de activos y financiación del terrorismo y eso lo demuestra la clasificación de Colombia en el Basel AML Index[3] que mientras en el año 2017, nos clasificaron como el país No. 125 (de 146 países evaluados, siendo el 146 el mejor país y el número 1 el peor país) con una calificación de 4.57, siendo el primer país de Latinoamérica en la lucha contra el LAFT, mientras que en el Basel AML Index de 2018, nos clasificaron en el puesto No. 103 (bajamos 22 puestos) con una calificación de 4.42, pero en el quinto puesto en Latinoamérica (bajamos 4 puestos) después de Uruguay (101 en 2017), Chile (109), Dominica (104), y Granada (73), lo que demuestra que estos países avanzaron más que Colombia durante este último año.

Fuente: https://index.baselgovernance.org/ranking

No podemos desconocer la magnitud ni la gravedad de nuestros problemas en materia delictiva. El Gobierno Nacional actual debe enfrentar una lucha sin cuartel contra toda la actividad criminal que genera inmediatamente un riesgo real de LAFT. Si anteriormente se desconoció o minimizó el problema de las drogas, del narcotráfico, del terrorismo, de la financiación del terrorismo, en aras de la firma del proceso de paz, hoy tenemos una realidad del postconflicto que si no lo atacamos en forma frontal y decidida nos generará no solo mas violencia sino más lavado de activos y financiación del terrorismo.

Las Naciones Unidas, la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), el Gobierno Americano y otros Gobiernos han advertido que el crecimiento en cultivos ilícitos en Colombia generará más delincuencia en nuestro país y por lo tanto más lavado de activos y financiación del terrorismo.

Aunque tengamos una de las mejores legislaciones ALA/CFT (al menos en el papel), eso no nos hace inmediatamente los mejores en esta materia ni inmunes al riesgo LAFT; por el contrario, debemos esforzarnos porque esa legislación sea realmente eficaz y eficiente en la lucha contra estos flagelos y mostrar resultados ante la comunidad nacional e internacional.

Todos los sujetos obligados y los que no están obligados por norma, deben concientizarse que el riesgo de lavado de activos y financiación del terrorismo es real y está presente en todos los sectores de la economía y no asumir sin ninguna base que sus negocios son inmunes a estos delitos y desmitificar que solo el narcotráfico y el manejo de dinero en efectivo son las únicas causas generadoras del riesgo de lavado de activos y financiación del terrorismo.

En cuanto a la financiación del terrorismo, el Informe destaca que: “La principal amenaza de financiación del terrorismo en Colombia son las actividades delictivas generadoras de ganancias de los grupos armados organizados del país (Grupos Armados Organizados – GAO). La principal fuente de fondos para las organizaciones delictivas domésticas es el tráfico de drogas y otras actividades delictivas.” (el subrayado es nuestro).

El tema de financiación del terrorismo merece una atención especial. En un articulo nuestro publicado en Noviembre de 2014, titulado “Los retos pendientes para identificar el riesgo de financiación del terrorismo[4]”,  decíamos que: “la preocupación por la financiación del terrorismo es válida porque son muy pocos los casos y las sentencias de financiación del terrorismo que se conocen en todo el mundo y ese es el punto, sabemos muy poco de terrorismo y de su financiación, de sus actividades, de sus integrantes, de su forma de proceder y por eso los grupos terroristas nos llevan una ventaja considerable. Por nuestra experiencia en consultoría en estos temas hemos confirmado que en las empresas no tenemos el suficiente conocimiento para identificar el riesgo de financiación del terrorismo. Mientras, por ejemplo, en una empresa se identifican 25 riesgos por lavado de activos, solo se identifican dos riesgos por financiación del terrorismo y ahí está el área crítica donde debemos trabajar intensamente para blindar nuestras organizaciones contra este delito.” (el subrayado es nuestro).

Nuestro país no puede desconocer la realidad por la financiación del terrorismo. La firma del proceso de paz ha hecho que tratemos de ignorar esa realidad del postconflicto. Sin embargo, estudios muy recientes demuestran esa realidad que queremos desconocer.

En septiembre de 2018, el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó el Informe Country Reports on Terrorism 2017[5], donde destaca lo siguiente sobre Colombia: No ha habido cambios en la legislación relacionada con el terrorismo y los procedimientos de investigación desde 2016. (el subrayado es nuestro).

…Hubo desafíos para implementar el acuerdo de paz y un pequeño número de grupos disidentes rechazaron el proceso. Los informes confirmaron que algunos de estos grupos continuaron con actividades de extorsión y actividades ilícitas. (el subrayado es nuestro).

La seguridad fronteriza colombiana siguió siendo un área vulnerable. Los oficiales encargados de hacer cumplir la ley enfrentaron el desafío de trabajar en áreas con fronteras porosas y topografía difícil plagada por la presencia de grupos armados ilegales y el narcotráfico.” (el subrayado es nuestro).

Por esto, desconocer la realidad del postconflicto es un error muy grave que no nos podemos permitir.

En marzo de 2018 el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó el Informe 2018 International Narcotics Control Strategy Report[6] (INCSR) y sobre Colombia anotó:

“Vulnerabilidades y tipologías esperadas

Las técnicas y productos utilizados para lavar fondos ilícitos incluyen: el contrabando de efectivo, gasolina, licores y electrodomésticos, transferencias bancarias, remesas, casinos, juegos de azar y loterías, moneda electrónica, ganado, textiles, minería ilegal de oro, tarjetas de débito prepagas y minutos celulares prepagos. El comercio de artículos falsificados es otro método utilizado para lavar las ganancias ilícitas. Las 104 zonas francas en Colombia son vulnerables debido a una regulación, supervisión y transparencia inadecuadas.

…Los esfuerzos antinarcóticos del gobierno colombiano se han centrado tradicionalmente en prevenir el narcotráfico, pero se han dirigido menos esfuerzos operativos o de inteligencia para rastrear y decomisar las ganancias de esas ventas de drogas, que utilizan las mismas rutas de contrabando u otros métodos de transferencia.” (el subrayado es nuestro).

De acuerdo con lo anterior, debemos continuamente revisar las tipologías, e incluir nuevos procesos de investigación para identificar aquellas operaciones o actividades de financiación del terrorismo.

A pesar de que ya fue firmado el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), nuestra realidad sigue siendo problemática. El Instituto para la Economía y la Paz (IEP) presentó el estudio Índice Global de Terrorismo de 2017[7], donde clasificó a Colombia en el puesto No. 29 a pesar de haber firmado el acuerdo de paz con las FARC, lo que demuestra la fragilidad del proceso y los problemas generados por esa realidad que vive y seguirá viviendo nuestro país.

Fuente: Instituto para la Economía y la Paz

El Instituto para la Economía y la Paz (IEP) presentó el estudio Índice Global de Paz de 2017[8], y donde Colombia fue clasificada en el puesto No. 146 de 163 países evaluados donde el puesto 163 es Siria, el peor país en temas de paz.

Esto demuestra que todavía debemos recorrer un largo camino para encontrar la verdadera paz y que eso generará nuevos riesgos que aún no han sido identificados.

Fuente: Instituto para la Economía y la Paz

En el último informe de la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL), denominado Atlas Mundial de Flujos Ilícitos[9], publicado en Octubre de 2018, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tienen un capítulo completo titulado: FARC, cocaína y minería ilegal, donde el estudio dice: Las FARC controlaron entre el 60% y el 70% de las áreas productoras de coca, y fueron las más importantes para un solo jugador. Sus ingresos provinieron en gran medida de los impuestos, que oscilaron entre US $ 35 y US $ 150 por kilogramo de base de coca. También estuvieron involucrados, en cierta medida, en la producción, y en muchos casos impusieron impuestos sobre los laboratorios y el transporte. (el subrayado es nuestro).

InSight Crime calculó que las ganancias de las FARC solo por el comercio de cocaína se ubicaron en la región de US$267 millones, donde US$67,9 millones provinieron de impuestos a base de cocaína, US$169,5 millones de la producción de cocaína y US$30 millones de otros impuestos. Otras ganancias provinieron de heroína (US$5 millones), marihuana (US$30 millones), impuestos al ganado (US$4.5 millones), extorsión de negocios (US$76.8 millones al año) y minería ilegal (US$200 millones), lo que da un total de US$580 millones en 2015, de los cuales aproximadamente US$200 millones fueron tomados por comandantes corruptos.” (el subrayado es nuestro).

El gran reto es descubrir donde están esos dineros ilícitos, porque esos dineros deben estar en manos de testaferros, en empresas fachada, en negocios lícitos y por eso, se debe trabajar arduamente para localizarlos.

En el Índice Global de Competitividad de 2018[10], el Foro Económico Mundial, Colombia fue clasificado en el rubro de la Incidencia del Terrorismo en el puesto No. 127 de 140 países, donde el puesto 140 es el peor país calificado, lo que demuestra la gravedad del problema y que definitivamente con estas cifras, cualquier inversionista internacional desprevenido lo pensará dos veces antes de invertir en Colombia, por el riesgo que eso representa.

Fuente: Foro Económico Mundial

Por todos los estudios y cifras anteriores de organismos internacionales muy reconocidos, es imposible negar que tenemos un problema, que lo hemos minimizado, que por creer que tenemos la mejor normativa LAFT posible, nos impide atacar el problema desde todos los frentes para minimizar efectivamente el riesgo de lavado de activos y financiación del terrorismo. Esto no quiere decir, ni lo estamos afirmando, que Colombia y sus instituciones no hayamos avanzado en la normativa y en la lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo, pero desafortunadamente las actividades delictivas nos imponen un reto cada día más dinámico al tener que reconocer las nuevas tipologías, las nuevas actividades económicas susceptibles al lavado de activos y la financiación del terrorismo y todos los riesgos asociados.

Necesitamos trabajar más y hacer estudios técnicos más profundos sobre la financiación del terrorismo y la forma de atacarlo, no podemos continuar minimizando el problema simplemente por conveniencia política o por desconocimiento.

El Informe confirma esta realidad cuando dice lo siguiente: “Generalmente, la inteligencia financiera es un aporte clave para iniciar investigaciones de delitos determinantes y el rastreo de activos, en especial aquella inteligencia financiera generada a solicitud de la Fiscalía General de la Nación. No obstante, si bien la Fiscalía General de la Nación utiliza la mayoría de las diseminaciones de la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) en la etapa de indagaciones preliminares, la inteligencia financiera diseminada de manera espontánea por la UIAF ha conducido a menos casos de lavado de activos y a ningún caso de financiación del terrorismo.” (el subrayado es nuestro).

El Informe también destaca la necesidad de reforzar las medidas sobre el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva (FPADM) y al respecto manifiesta lo siguiente: “Colombia tiene un marco legal para aplicar sanciones financieras dirigidas (SFD) sobre financiación del terrorismo, sin embargo, su marco legal para sanciones financieras dirigidas sobre el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva (FPADM) tiene deficiencias técnicas y prácticas.” (el subrayado es nuestro).

A este respecto es importante señalar que, aunque algunas superintendencias ya consideran en su normativa la proliferación de armas de destrucción masiva (FPADM), muy poco se conoce sobre el tema y no se considera como un riesgo. Además, los sujetos obligados lo desconocen casi por completo.

En cuanto al beneficiario final, aunque se ha avanzado mucho, en la práctica es difícil establecer el beneficiario final. Al respecto el Informe expresa lo siguiente: “Si bien la información básica de las personas jurídicas se actualiza anualmente y se puede acceder a ella en los registros públicos y bases de datos de los supervisores, las autoridades tienen dificultades para obtener información precisa y actualizada sobre el beneficiario final de las estructuras corporativas complejas y si hay propiedad o control extranjero involucrado.” (el subrayado es nuestro).

Por lo anterior, es importante establecer procesos de debida diligencia mejorada efectivos para identificar plenamente los beneficiarios finales. Un aporte importante lo ha hecho la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria) al elaborar el documento Mejores Prácticas para la Identificación del Beneficiario Final[11], que nos da guías sobre lo que debemos hacer para conocer verdaderamente al beneficiario final.

Sin embargo, el Gobierno Nacional debe estudiar y mejorar la normativa sobre este tema. Para nadie es un secreto que, por ejemplo, las Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS), presentan serios problemas para identificar el beneficiario final.

Estos hallazgos nos obligan a replantear nuestra lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo y a establecer unas tareas en forma inmediata, a saber:

 

  1. Conceptualizar, comprender, entrenar y aplicar el enfoque basado en riesgo (“Risk-Based Approach”) de manera efectiva y considerar las mejores prácticas utilizadas a nivel internacional, tales como un Sistema de Administración de Riesgo (SAR) basado en el estándar ISO31000:2018 Gestión de Riesgo, y en el estándar ISO 19600 sobre Sistema de Gestión de Cumplimiento.
  2. Establecer métodos de supervisión efectiva sobre las actividades y profesiones no financieras designadas (APNFD).
  3. Ser más escépticos sobre la prevención y control del riesgo de lavado de activos y financiación del terrorismo, no sólo por parte de los supervisores y reguladores sino por los sujetos obligados.
  4. No desconocer ni minimizar el riesgo de financiación del terrorismo. Debemos recordar que este riesgo se origina no sólo por las actividades ilícitas sino también por las actividades licitas lo cual hace más complejo descubrirlo y mitigarlo.
  5. Revisar las tipologías de financiación del terrorismo continuamente, e incluir nuevos procesos de investigación para identificar aquellas operaciones o actividades de financiación del terrorismo.
  6. El postconflicto es un reto que debemos asumir con todas sus consecuencias y en este momento al no tener un componente político de la paz, debemos enfrentarlo en forma decidida por lo que eso significa para la estabilidad del país.
  7. Crear centros de investigación para que estudien con bases técnicas o científicas la financiación del terrorismo que establezcan verdaderamente la realidad del fenómeno sin minimizar o desconocer los resultados.
  8. Se debe trabajar en forma ardua en el conocimiento, entrenamiento e implementación de la normativa sobre la proliferación de armas de destrucción masiva (FPADM) en todos los sectores involucrados: reguladores, sujetos obligados y comunidad en general.
  9. Establecer procesos de debida diligencia mejorada efectivos para identificar plenamente los beneficiarios finales.
  10. El gobierno debe estudiar y mejorar la normativa sobre el beneficiario final, en especial lo relacionado con las Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS).

 

Así las cosas, el resultado de la evaluación del FMI para Colombia en materia de efectividad y cumplimiento técnico, fue el siguiente:

 

 

En un próximo artículo, seguiremos analizando en profundidad otros aspectos del Informe del FMI.

*Juan Pablo Rodríguez C.

Abogado Penalista

Escritor, conferencista y consultor internacional.

Certificate on Governance, Risk Management and Compliance Professional (GRCP) y GRC Fundamentals de Open Compliance and Ethics Group (OCEG), 2016

Presidente y Socio de Rics Management.

www.ricsmanagement.com

jrodriguez@ricsmanagement.com

 

**René M. Castro V.

Contador Público, especializado en Auditoria de Gestión

Escritor, conferencista y consultor internacional.

Certificate on Financial Services and Market Regulation, London School of Economics, 2016

Certificate on Corporate Compliance and Ethics, New York University, 2015.

Vice-Presidente & Socio RICS Management

www.ricsmanagement.com

rcastro@ricsmanagement.com

[1] Ver Informe completo en: https://www.gafilat.org/index.php/es/espanol/19-noticias/71-informe-de-evaluacion-mutua-de-la-republica-de-colombia

[2] ISO es la Organización Internacional de Normalización, que desarrolla y publica estándares internacionales y que se compone de los organismos nacionales de normalización de 163 países miembros.

[3] El Índice ALD de Basilea es una clasificación anual que evalúa el riesgo del país con respecto al lavado de dinero / financiamiento del terrorismo.

[4] Ver articulo completo en: http://ricsmanagement.com/press/los-retos-pendientes-para-identificar-el-riesgo-de-financiacion-del-terrorismo/

[5] Ver Informe completo en: https://www.state.gov/documents/organization/283100.pdf

[6] Ver informe completo en: https://www.state.gov/documents/organization/278760.pdf

[7] Ver informe completo en: http://visionofhumanity.org/app/uploads/2017/11/Global-Terrorism-Index-2017.pdf

[8] Ver Informe completo en: http://visionofhumanity.org/app/uploads/2017/06/GPI17-Report.pdf

[9] Ver Informe completo en: http://globalinitiative.net/wp-content/uploads/2018/09/Atlas-Illicit-Flows-FINAL-WEB-VERSION.pdf

[10] Ver Informe completo en: http://www3.weforum.org/docs/GCR2018/05FullReport/TheGlobalCompetitivenessReport2018.pdf

[11] Ver documento en: http://www.asobancaria.com/wp-content/uploads/2017/07/06_05_17_Cartilla-de-beneficiario-final-web-impresior-corregido.pdf

Entender la capacitación ALD 360 para que su organización no sea la próxima víctima

Miércoles 21 de Noviembre 2018 (12 pm – 1 pm, hora de Miami)

La Certificación ALD 360 es un amplio curso de capacitación en línea creado por ACFCS para los profesionales de COMPLIANCE que deben hacer frente a la nueva realidad de los delitos financieros. En este webinario explicaremos el alcance del curso de 12 capítulos recientemente creado por ACFCS, los temas puntuales y desafíos que enfrentan los profesionales y los sujetos obligados en este nuevo escenario, como por ejemplo la propiedad efectiva o beneficial ownership, el lavado de dinero en monedas digitales, las nuevas tecnologías y mucho más.

La constante evolución de los delitos financieros requiere una comprensión más amplia del alcance total de los riesgos a los cuales estamos expuestos.

Este curso cubre las intersecciones del lavado de dinero con el delito cibernético, la corrupción, la evasión fiscal y el fraude. Su perspectiva integral de 360 grados no tiene comparación con ningún otro programa de capacitación ALD actualmente disponible.

Participe de este webinario gratuito para comprender cabalmente el curso y hacer todas las preguntas para sacarse todas las dudas, conocer los métodos, técnicas, señales de alerta y riesgos clave del lavado de dinero, así como las mejores prácticas de cumplimiento; obtener una orientación sobre riesgos de los delitos financieros en tecnologías emergentes, tales como monedas digitales, pagos móviles y recaudación de fondos; recaudar información sobre cómo los profesionales de ALD pueden apoyar los esfuerzos de detección y prevención de una amplia gama de delitos financieros; saber cuáles son las herramientas prácticas para investigadores, analistas y oficiales de cumplimiento; y mucho más.

Presentador

Gonzalo Vila, CFCS

Director de América Latina
Asociación de Especialistas Certificados en Delitos Financieros

Gonzalo lidera las iniciativas de la Asociación de Especialistas Certificados en Delitos Financieros para Latinoamérica. Es responsable de la expansión y posicionamiento de la asociación en el continente, de supervisar la certificación de ACFCS, de implementar programas y proyectos de capacitación y de desarrollar productos y servicios para responder a iniciativas contra el delito financiero tanto en sector público como privado. Anteriormente se desempeñó como asesor independiente donde proveyó asesoramiento, capacitación y servicios sobre el cumplimiento ALD, administración de riesgo, investigación de delitos financieros, entre otros, para diversas organizaciones. Previamente, y durante 8 años, fue el Director de Operaciones para Latinoamérica de la Asociación de Especialistas Certificados en Antilavado de Dinero (ACAMS) donde lideró el crecimiento y desarrollo de la asociación en la región.

Presentaciones de la Conferencia | 2018

*Durante estos próximos días estaremos actualizando la página con las presentaciones que vayamos recibiendo de los oradores. 

Protegido: Documentación del Paquete de la Certificación CFCS

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Nuevos y mejorados materiales de estudio para la Certificación

Ya sean ciberdelincuentes o traficantes de personas, funcionarios corruptos o evasores de impuestos, los profesionales del crimen financiero se enfrentan a un panorama de riesgos y amenazas más amplio y complejo que nunca. La Certificación de Especialista en Delitos Financieros (CFCS) es la única certificación para responder a esta necesidad de profesionales con diversas habilidades y amplio conocimiento en todo el espectro del delito financiero.

Nos complace ofrecer nuevos y mejorados materiales de preparación, los cuales han sido modernizados para ayudarlo a que apruebe exitosamente su examen.

Cuando usted se inscribe para el examen CFCS, usted recibirá los siguientes materiales:

  • Manual de Estudio para el Examen de la Certificación CFCS
  • Seminario de Preparación en Línea
  • Examen Online de Práctica con más de 70 Preguntas
  • Guía de Recursos de Preparación para la Certificación
  • Consejos y Sugerencias para la Preparación del Examen
  • Plan de Estudio para el Examen 

El paquete de preparación de la certificación CFCS proporcionado a todos los candidatos incluye varios documentos y herramientas de apoyo para maximizar sus estudios. Esto incluye consejos para preparar y aprobar el examen, que resume algunos consejos clave, áreas de contenido para enfocarse y referencias externas que son útiles para el examen. 

El manual de estudio es su recurso principal para prepararse para el examen de CFCS, y una gran herramienta para adquirir conocimientos sobre el campo de los delitos financieros en general. Con más de 350 páginas, el manual explora las 12 áreas que componen el panorama de los delitos financieros, incluido el lavado de dinero, el fraude, la corrupción, el ciberdelito, la evasión de impuestos y más. El manual de estudio también incluye alrededor de 20 preguntas de práctica y fundamentos que ayudan a los candidatos a entender cómo abordar las preguntas del examen, y enlaces y referencias para lecturas adicionales.

El examen online de práctica cuenta con más de 70 preguntas que están diseñadas para reflejar el contenido y la estructura de las preguntas del examen real. Los candidatos pueden realizar el examen tantas veces como lo deseen, a su propio ritmo. Es una forma muy útil de identificar las áreas donde se pueden requerir estudios adicionales, verificar el progreso de un candidato y medir la preparación para el examen de certificación. Si los candidatos se cronometran según la cantidad de tiempo asignada para el examen real, la prueba de práctica debería tomar dos horas para completarse.

El seminario de preparación en línea es un recurso muy valioso. Este curso sigue el manual de estudio y cubre los riesgos, desafíos y tareas más apremiantes en delitos financieros. Una vez culminado, usted estará aumentando significativamente sus posibilidades de aprobar el examen.

Nota: Si usted ya adquirió el paquete de la certificación y desea obtener los nuevos materiales de preparación, por favor póngase en contacto con nosotros en atencionalcliente@acfcs.org.