OCC ofrece una visión poco frecuente de cómo los examinadores ven las iniciativas de Fintech en materia ALD/CFT

Facebooktwitterredditlinkedinmail

La OCC ofrece una visión poco frecuente de cómo los examinadores ven las iniciativas de Fintech en materia ALD/CFT en acción en una carta que revisa la solicitud de los bancos para automatizar los ROS y generar automáticamente narrativas de estructuración.

La Oficina del Contralor del Tesoro de Estados Unidos (OCC), el regulador bancario que supervisa los bancos más grandes y complejos del país, ha emitido una carta interpretativa perspicaz que revisa la solicitud de un banco para automatizar los reportes de operación sospechosa (ROS) y autogenerar la parte narrativa de la presentación en relación con dudosos o reales casos de estructuración, uno de los reportes más comunes que puede generar una pérdida masiva de recursos de investigación para un banco.

La carta señala que el banco también solicitó a FinCEN, la UIF de EE.UU., que emitiera un fallo administrativo u otorgara una exención de sus requisitos de informes ROS para el proceso propuesto.

La propuesta descrita en su carta plantea varios temas bajo las regulaciones de la OCC, indicó el regulador en la carta.

Primero, usted busca una opinión sobre si la propuesta para la generación automatizada de narrativas ROS es consistente con la regulación ROS de la OCC. En segundo lugar, busca una opinión sobre si la regulación de ROS de la OCC permite que un banco presente un ROS de estructuración basado únicamente en una alerta, sin realizar una investigación manual y, de ser así, en qué circunstancias.

En tercer lugar, su solicitud plantea la cuestión de si la automatización propuesta para las presentaciones de ROS es coherente con la regulación del Programa de Cumplimiento BSA / AML de la OCC. Finalmente, solicita un alivio regulatorio para llevar a cabo la propuesta dentro de un «entorno limitado regulatorio» (sandbox), que incluiría una exención a ciertas acciones regulatorias por parte de la OCC.

Como se explica más adelante, concluimos que la generación automatizada propuesta de una narrativa SAR es consistente con las regulaciones bancarias ALD.

La conclusión se basa en la representación del banco de que los ROS presentados «de hecho contendrán todos los elementos requeridos descritos en las instrucciones del Formulario ROS y la orientación aplicable de FinCEN».

«Llegamos a la conclusión de que las regulaciones del Programa de Cumplimiento de ROS y BSA / AML de la OCC permiten que un banco presente un ROS de Estructuración basado únicamente en una alerta bajo las condiciones y limitaciones descritas en su carta de solicitud», con ciertas limitaciones.

El regulador también está abierto a un diálogo continuo sobre este tema, ya que tiene ramificaciones más amplias para los bancos que intentan reforzar la eficacia ALD a través del análisis y la implementación de la automatización del cumplimiento, pero no le dará a este banco y a otros un amplio puerto seguro que evite que los examinadores ofrezcan críticas e incluso acciones formales.

«Finalmente, la OCC está abierta a entablar conversaciones periódicas entre elbBanco y el personal apropiado del OCC, incluida la provisión de comentarios proactivos y oportunos en relación con esta propuesta de automatización, pero se niega a ofrecer la tolerancia regulatoria como usted ha solicitado».

La carta es un vistazo raro y detallado de cómo, de manera concreta, la Oficina del Contralor del Tesoro de los Estados Unidos está viendo algunos de los parámetros más reservados de las instituciones que implementan iniciativas de tecnología financiera o fintech, como automatización, en la era de la innovación que se detallan en varias misivas de supervisión lanzadas a fines del año pasado.

La carta de ocho páginas, que pregunta si el proceso simplificado propuesto por el Banco es consistente con las regulaciones ROS de la OCC, debe ser leída por los oficiales de cumplimiento de delitos financieros en instituciones de todos los tamaños.

La carta es un vistazo bajo el capó de cómo los reguladores sopesan los ajustes con las nuevas tecnologías sin dar carta libre a un banco.

En resumen, los examinadores están contentos de ver que las instituciones fortalecen la eficiencia y la eficacia, pero no otorgarán a los bancos un pase libre por fallas de cumplimiento de delitos financieros no cubiertas en iniciativas heredadas o nuevas iniciativas.