EE.UU: Comité de la Cámara de Representantes aprueba un proyecto de ley que legaliza la marihuana a nivel federal

Facebooktwitterredditlinkedinmail

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó un proyecto de ley que legaliza la marihuana a nivel federal, eliminándola del Anexo 1 de la Ley de Sustancias Controladas y, si se promulga, eliminaría una barrera crítica para obtener y mantener cuentas bancarias.

Algunos miembros del partido Republicano expresaron su preocupación de que el proyecto de ley fue demasiado lejos y que era poco probable que fuera aceptado en el Senado, que está controlado por el Partido Republicano.

La legislación, que pasó con 24 a favor y 10 en contra, tiene una alta probabilidad de aprobación en toda la Cámara de Representantes, donde los demócratas controlan la cámara con 234 escaños. Es probable que enfrente una batalla más dura en el Senado controlado por los republicanos, donde el líder de la mayoría, Mitch McConnell, se opone a la legalización de la marihuana.

La legislación permite a los estados promulgar sus propias políticas y les da incentivos para limpiar los antecedentes penales de las personas con delitos de marihuana de bajo nivel. También incluye un impuesto del 5% sobre los productos de cannabis que iría a capacitación y asistencia legal a los más afectados en la guerra contra el narcotráfico.

La mayoría de los estadounidenses apoyan la legalización de la marihuana, según el Pew Research Center. El proyecto de ley tiene más de 50 copatrocinadores, según Congress.gov. Entre quienes apoyan una versión del Senado de la legislación se incluyen la contendiente presidencial Sen. Kamala Harris.

Solo 11 estados de EE.UU. y el Distrito de Columbia han legalizado el cannabis para uso recreativo. La marihuana medicinal, recetada por médicos, es legal en 33 estados y en Washington, D.C. La aprobación del comité llega dos meses después de que la Cámara aprobara una legislación para proteger a los bancos que prestan servicios a las empresas de marihuana en estados donde la sustancia es legal. La Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de la Marihuana, también conocida como NORML, ha calificado la legislación como la «mayor noticia de marihuana del año».

Puede que esta no sea la piedra angular donde se erija el nuevo marco que lleve a la legalización del cannabis en Estados Unidos, pero no obstante es un primer paso importante. ¿Por qué? La mezcolanza actual de leyes estatales y los intentos tibios de los reguladores federales y organismos de control para orientar sobre el uso de cuentas bancarias para las empresas en el espacio no están funcionando.

Ninguno de estos esfuerzos podrá superar el hecho inamovible de que el cannabis es ilegal a nivel federal y cualquier banco que ofrezca cuentas y mueva fondos relacionados con la marihuana podría, en cualquier momento, ser procesado por lavado de dinero por investigadores federales.

La única solución viable es que los demócratas y los republicanos dejen de lado sus diferencias por un bien mayor, incluida la seguridad de las personas que trabajan en dispensarios llenos de efectivo, y creen un régimen de legalización del cannabis que permita que las operaciones funcionen en un ambiente seguro con adecuada supervisión regulatoria, apoyo bancario y asistencia de las agencias de ley.